«¡Oh, Alá! Sabes que este tema es una maldición en mi religión. Aléjame de él»

Vídeo: Atlas

«Tuve la percepción de que me iba a matar. Era un cuchillo de más de dos palmos», relata la mossa que abatió a Taib

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Los Mossos d'Esquadra y los expertos del Ministerio del Interior cierran filas e insisten en que el ataque del lunes en la comisaría de Cornellà de Llobregat fue un «atentado terrorista». Pero la polémica está lejos de amainar. La policía autonómica catalana no ha encontrado por el momento ninguna prueba objetiva que ligue al argelino Abdelouahab Taib con la yihad. En su vivienda del popular barrio de Gavarra han sido recuperados dos mensajes de despedida. Además envió un tercero al móvil de su exmujer. En ninguno de los tres hablaba de 'guerra santa', pero sí del tormento que le suponía su condición de homosexual y de su deseo de suicidarse. Los funcionarios, sin embargo, apuntan a que sí consultó en internet vídeos de grupos terroristas.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, con estos mimbres, intentó este martes mantener la cuadratura del círculo. El Ministerio de Público, por el momento, mantuvo la calificación de atentado terrorista, aunque apuntó a que se trató de un ataque motivado por una «redención religiosa». «Taib, fruto de una fuerte confusión personal por su sexualidad, habría intentado reconciliarse con la versión más radical de su islam muriendo en un ataque suicida de corte yihadista», apuntan desde el Ministerio Público. La Fiscalía, no obstante, ve «sobre todo» una «motivación personal» en el ataque, por lo que no descarta en un futuro una «calificación distinta» al suceso.

A la Audiencia Nacional ya han llegado los primeros atestados de los Mossos sobre el material incautado. Entre los documentos encontrados en los registros (en los que participaron como observadores la Policía Nacional y la Guardia Civil, signo de los nuevos tiempos de colaboración) destacan las tres misivas de despedida del fallecido. «Me voy, inshallah (si Dios quiere), al gran sitio que está arriba», le escribió a través del móvil a su mujer, con la que estaba en trámites de separación desde que hace un año le confesara su homosexualidad.

El segundo documento, es una frase impresa: «qué Dios te acoja en su seno, amigo». Y el tercero es una carta/oración de despedida de apenas siete líneas, esta sí manuscrita, en la que el fallecido pide la «misericordia» de Dios y en la que haría -según los investigadores- una velada referencia a su homosexualidad. «Oh, Alá, sabes que este tema es una maldición para mí en mi religión (…) aléjame de él», reza la misiva, en poder de la Audiencia Nacional. Ni una mención a la yihad en los tres mensajes. Y sí una petición de perdón a Alá, algo inaudito en un yihadista en el que el «martirio» matando infieles es una recompensa.

Sin embargo, Abdelouahab Taib sí visionó vídeos de producción yihadista en fechas recientes. Al menos dos han sido recuperados en la memoria de su móvil. Se trata de un antiguo vídeo de Al-Qaida y unas imágenes del Estado Islámico sobre las consecuencias de los bombardeos a población musulmana. Son vídeos -admiten los Mossos- disponibles para el gran público en internet, aunque -avisan los operativos- aun quedan por analizar con detenimiento varios móviles, tres ordenadores, una 'tablet' y un 'pendrive'. El asaltante -subrayan estas fuentes- acudió a la comisaría directamente desde la mezquita de la comunidad islámica Al Tauba, donde participó en el primer rezo del día (el Fajr) a las 5:23 de la madrugada.

Casado reclama medidas para evitar la radicalización

Pablo Casado formalizó este martes en una carta dirigida al ministro del Interior su petición de convocatoria del pacto antiyihadista. El presidente del PP reclamó, además, a Fernando Grande-Marlaska nuevas medidas dentro del Plan contra la Radicalización Violenta, aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy. El presidente de los populares incide en que Europol «considera elevado el riesgo de atentados» y enmarca en esa amenaza el episodio de Cornellà.

Tres impactos

Taib recibió tres disparos, todos ellos realizados de frente y todos ellos efectuados con su arma reglamentaria por la mossa que le abrió las puertas del centro. Un disparo le alcanzó la cabeza, otro un brazo y un tercero una pierna. La policía hizo un cuarto disparo, que no llegó a impactar contra el asaltante, de acuerdo con los informes de balística.

Según han revelado los responsables de la investigación, el vídeo del interior del recinto, en el que se cogen nítidamente los disparos, confirma la versión de la mossa. En las imágenes (sin audio) se observa como Taib, una vez dentro del recinto, saca de forma sorpresiva una arma blanca de largas dimensiones, se dirige hacia la zona (protegida por una mampara a media altura) donde está la agente, salta el mostrador e intenta abalanzarse sobre ella. En ese momento, la funcionaria se echa hacia atrás y, sin dar la espalda al atacante, se desplaza unos metros hacia una parte posterior, desde donde dispara.

La agente, este martes, ante la juez de Cornellá, aseguró que «tuve la percepción de que me iba a matar y de que era un ataque terrorista». Según su declaración, el atacante blandió un cuchillo de «más de dos palmos». «Se sacó un cuchillo de la cintura, lo levantó y dijo Alá», apuntó la funcionaria, quien aseguró que le gritó «quieto» en dos ocasiones., antes de dispararle para evitar que entrara en el recinto donde se cambiaban sus compañeros. «Sin niguna duda» respondió la agente, cuando el preguntaron si su intención era matar a los funcionarios.

«Es un ataque claramente intencionado, con una voluntad claramente homicida en el que una persona hace proclamas en favor de Alá», apuntó este martes el director general de los Mossos, Andreu Martínez, al tiempo que defendió la actuación de la mossa que disparó. «No tenemos ninguna duda de que actuó de la manera que tocaba, protegiendo los bienes y la seguridad de las personas. Fue congruente, proporcionada y adecuada», afirmó. Los Mossos han revelado que la agente, que este martes fue interrogada por una juez de Cornellà, conminó en hasta diez ocasiones al argelino a tirar el cuchillo antes de abrir fuego.

La familia de Taib estudia denunciar a los Mossos

La Familia de Abdelouahab Taib estudia la posibilidad de demandar a los Mossos d'Esquadra por su presunta actuación «negligente» en la muerte a tiros del argelino. El letrado que representa a la familia del fallecido y a la exmujer de Taib, David Martínez, anunció la posibilidad de emprender acciones legales contra el cuerpo autonómico, tras descartar totalmente que el asaltante de la comisaría intentara cometer un atentado.

«Que sea terrorismo lo descartamos completamente todos lo que le conocemos, incluida su exesposa», afirmó el abogado tras reunirse con la mujer del fallecido en el que todavía era el domicilio de ambos en Cornellà.

El abogado apuntó como posible móvil del suceso motivaciones personales, ya que Abdelouahab Taib se encontraba mal, el martes de la pasada semana ambos firmaron el divorcio y el argelino debía de abandonar en breve el que había sido el domicilio conyugal. La familia del fallecido todavía no ha tenido acceso a la autopsia del cadáver, una prueba básica para determinar si emprenden acciones legales.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos