El colegio de 'El Quiñón' vuelve a abrir tras 18 días cerrado por el incendio de Seseña

Padres con sus hijos en el interior del centro. /
Padres con sus hijos en el interior del centro.

La Junta de Castilla-La Mancha analizará la calidad del aire en la zona durante un año

J. V. MUÑOZ-LACUNAtoledo

El colegio público de 'El Quiñón', el más próximo al cementerio ilegal de neumáticos de Seseña que arde desde el pasado 13 de mayo -sigue activo en la zona que pertenece a Valdemoro (Madrid)-, ha vuelto a abrir este lunes sus puertas después de 18 días cerrado. Un cierre que se ha prolongado hasta ahora como medida de precaución y hasta que se ha comprobado que el humo del fuego ya no llegaba a esta urbanización. De los 772 alumnos escolarizados, este lunes han acudido 543, cifra que según el consejero de Educación de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, demuestra que "la normalidad y la tranquilidad han vuelto a Seseña".

Una afluencia mayoritaria de escolares que obedece, fundamentalmente, a la visita que los padres han podido hacer al colegio en las horas previas de su apertura y donde han comprobado que el interior y exterior del centro se había limpiado debidamente. "Hemos pasado un pañuelo por suelos, mesas, sillas y paredes y todo está bastante limpio", ha reconocido la asociación de madres y padres de este colegio en su página en Facebook.

Aunque el incendio aún no se ha extinguido en la zona del vertedero situada en el término municipal de Valdemoro -la Comunidad de Madrid calcula que se apagará a lo largo de esta semana-, "la parte mínima de humo que se genera al remover los neumáticos no tiene incidencia sobre las viviendas, con lo que la calidad del aire sigue estando dentro de los parámetros normales", según Felpeto.

Controles del aire

A este respecto, el consejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha confirmado este lunes que "se realizarán mediciones de la calidad del aire en Seseña de forma muy detallada durante, al menos, todo un año para aportar datos a la Comisión de expertos en Calidad del Aire que hemos creado y que asesorará a la Junta de Castilla-La Mancha tras este incendio".

Según el Gobierno castellano-manchego, los datos sobre la calidad del aire en Seseña que se han difundido desde que comenzó el incendio han sido accesibles a los ciudadanos a través de la página web de la Junta. Sin embargo, el PP duda de la fiabilidad de estos datos y también critica la gestión que se ha hecho desde el Ejecutivo autonómico pues "los niños han estado 20 días sin saber si podían ir o no al colegio porque unos días iban y otros no y en otras ocasiones veían que entraban funcionarios con mascarillas mientras a ellos no se las habían proporcionado", según ha declarado este lunes la presidenta del PP castellano-manchego, María Dolores de Cospedal.