Desmantelados cinco laboratorios de marihuana en la Comunidad de Madrid

Plantación de marihuana encontrada en Guadarrama./
Plantación de marihuana encontrada en Guadarrama.

La Guardia Civil detiene a cuatro personas por tráfico de drogas y pinchazos a la red de alumbrado público

COLPISAmadrid

La Guardia Civil ha desmantelado cinco laboratorios para el tratamiento de marihuana en la Comunidad de Madrid, tres de ellos ubicados en una vivienda de la localidad de El Álamo y otros dos en la localidad de Guadarrama. Hay cuatro detenidos que se encargaban del mantenimiento y tratado de las plantas y, en ambos casos, ha existido una utilización del alumbrado de la red pública para el mantenimiento de las plantaciones.

En el caso de los laboratorios encontrados en El Álamo, el pasado 21 de junio se realizó la inspección de una vivienda por alerta de robo y agresión, durante la que se encontraron en el sótano tres habitáculos acondicionados para el cultivo y tratamiento de marihuana, con un total de 689 plantas. El denunciante, un ciudadano albanés de 24 años de edad en situación irregular en nuestro país, fue detenido tras manifestar que las plantaciones eran suyas. También se hallaron 323 gramos de cocaína y 177 de hachís.

En cuanto a los dos laboratorios de Guadarrama, el pasado miércoles día 8, 416 plantas de marihuana estaban distribuidas en tres habitáculos de una vivienda, todas ellas, igual que en el caso anterior, dotadas de las condiciones óptimas para el cultivo. Los dos ciudadanos españoles que se encontraban en la casa, de 29 y 36 años, fueron detenidos. Horas después, resultaba arrestado también un tercer individuo de nacionalidad búlgara, cabecilla del grupo, de 26 años y que habitaba en una zona residencial de la localidad de Collado Villalba.

Pinchada la red de alumbrado pública

Debido al elevado consumo de electricidad que se requiere para mantener en un estado adecuado de temperatura y humedad las plantaciones, en los dos casos los detenidos estaban consumiendo la electricidad del alumbrado público.

En particular, en los laboratorios de Guadarrama se había soterrado todo el sistema de cables, para no levantar sospechas entre el vecindario, colocando los enganches perfectamente disimulados.