Zapatero, sobre su viaje a Cuba: «Siempre he intentado actuar por el interés de España»

José Luis Rodríguez Zapatero. /
José Luis Rodríguez Zapatero.

Margallo tacha la visita del expresidente del Gobierno a la isla de "extraordinaria deslealtad"

AGENCIASmadrid

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha defendido que con su visita a Cuba tan sólo pretende "sumar" y ha evitado responder a las críticas que el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha hecho en relación con este viaje, que ha tachado de "desleal" e "inoportuno" y ha criticado que nadie le llamó para intentar coordinar la visita con el Gobierno. No obstante, Zapatero se ha puesto a disposición del Gobierno para informarle de los resultados del viaje a Cuba, que proseguirá con otra escala en Bolivia.

Antes de la rueda de prensa, el exministro de Exteriores Miguel Angel Moratinos, que acompaña a Zapatero en este viaje, llamó por teléfono a García-Margallo para informarle personalmente del contenido de su visita, en la que fueron recibidos el miércoles por el presidente cubano, Raúl Castro, quien se negó a recibir al actual jefe de la diplomacia española, cuando éste visitó la isla en noviembre pasado.

En una rueda de prensa en La Habana, Zapatero ha explicado que su visita a la isla se enmarca en la iniciativa internacional que busca la abolición de la pena de la muerte en el mundo y que el exjefe del Ejecutivo promovió durante su mandato. Cuba mantiene en su legislación la pena capital, aunque no está practicando ejecuciones, y éste fue uno de los temas que Zapatero y el que fuera su ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, abordaron en la reunión de dos horas y media que mantuvieron el miércoles con el presidente cubano, Raúl Castro.

En este encuentro también se habló largo y tendido del proceso de negociaciones abierto entre Cuba y EE UU para normalizar sus relaciones y que Zapatero ha calificado de hecho "positivo" y "esperanzador". En este sentido, ha defendido la exclusión de Cuba de la lista norteamericana de países que patrocinan el terrorismo. "Creo que es conveniente y razonable que Cuba salga de esa lista", ha dicho. Asimismo, ha recordado que Cuba fue uno de los países a los que España recurrió para pedirles colaboración en el proceso que emprendió su Gobierno en busca del fin de la violencia de ETA y ha valorado que La Habana apoyó a España en esa lucha.

Las críticas de García-Margallo

Las declaraciones de Zapatero se producen después de que esta mañana el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, afirmase que el viaje supone "una extraordinaria deslealtad". En declaraciones a los periodistas antes de ofrecer una conferencia sobre la 'Marca España' en Alicante, Margallo declaró que desconoce qué asuntos trataron Zapatero y Castro, y añadió que se enteró del viaje porque hubo que tramitar los permisos de los escoltas y porque se pusieron en comunicación con el embajador en La Habana para informar de su presencia en Cuba.

"La visita no es sólo un ejemplo de deslealtad sino ejemplo de inoportunidad" ya que, prosiguió, actualmente España y el resto de la Unión Europea se halla en un proceso de negociación con las autoridades de la isla, "siempre que el régimen cubano dé pasos en respeto a los derechos humanos básicos y la apertura a la Democracia".

El exministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos, que ha acompañado a Zapatero a Cuba, ha telefoneado a Margallo para asegurarle que la situación provocada por el viaje no se volverá a producir. Fuentes del Ministerio de Exteriores han informado de esta conversación, en la que Moratinos ha aclarado a Margallo que no era su intención ni la de Zapatero generar polémica con la visita a La Habana. El exministro le explicó además que si no se había informado a Exteriores de la agenda de la visita es porque los encuentros se cierran a última hora.

Sánchez estaba al tanto

El presidente cubano recibió ayer en La Habana a Zapatero y Moratinos, en una reunión en la que también estuvo el canciller cubano, Bruno Rodríguez. El Gobierno cubano ha calificado la reunión como un "cordial encuentro" en el que se abordaron "temas de mutuo interés de la agenda regional e internacional". Así lo ha confirmado el diario estatal Granma, que añade que durante dicho encuentro se habló de "las relaciones históricas que unen a ambas naciones".

Zapatero sí había informado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de su viaje a Cuba y sus intenciones de reunirse con el presidente Raúl Castro, una visita que el líder de los socialistas ve "bien". Así lo han señalado fuentes socialistas, que han asegurado que el líder del PSOE estaba "totalmente informado" de esta visita, que Zapatero le comunicó en una de las conversaciones telefónicas que mantienen "regularmente".

La portavoz de Asuntos Exteriores del Congreso, Trinidad Jiménez, ha asegurado que le parece "muy bien" este encuentro, que se produce "en un momento muy especial" en Cuba, tras la reapertura de relaciones con Estados Unidos. Además, la que fuera exminsistra de Exteriores con Zapatero ha recalcado que "es bueno que haya un fortalecimiento de las relaciones entre España y Cuba".