Tres estudios profesionales presentan propuestas para la redacción del nuevo PGOU de Marbella

Vista aérea de Marbella. /Josele-Lanza -
Vista aérea de Marbella. / Josele-Lanza -

Ezquiaga Arquitectos, del reconocido José María Ezquiaga; la sevillana Buró4; y el estudio de Fustegueras, redactor del plan de 2010, se disputan el contrato

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Tres estudios profesionales se disputan la adjudicación del servicio de asistencia y consultoría para la redacción de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marbella y su evaluación ambiental estratégica. Una vez cerrado el plazo de presentación de propuestas -en la noche de este pasado viernes- tres han sido las ofertas recibidas en la licitación abierta por el Ayuntamiento de Marbella: Buró4 Arquitectos SLP, Ezquiaga Arquitectura, Sociedad y Territorio, S.L, y Territorio y Ciudad S.L.P, según ha podido saber este periódico. Se trata de empresas que, como se solicitaba en el pliego del concurso, cuentan con experiencia en la elaboración de planes urbanísticos. En el caso de Buró4 Arquitectos, empresa sevillana con oficinas además en Málaga y Ciudad Real, cuenta con una amplia trayectoria profesIonal en la planificación, ordenación y desarrollo del territorio y del ámbito urbano, así como en la ejecución de proyectos arquitectónicos y en el desarrollo de instrumentos de prevención ambiental. Entre sus trabajos destacan la evaluación ambiental estratégica del PGOU de Casares, de las localidades sevillanas de Utrera y la Campana, el estudio acústico del PGOU de Arahal, o el informe de hábitat y biodiversidad de espacios costeros que se redactó para caracterizar ambientalmente parte de la ampliación del Parque Natural Los Alcornocales. Cuenta además con experiencia internacional. Además ha sido el estudio encargado del proyecto de urbanización y de regeneración ambiental del Parque Arraijanal en Málaga. A nivel de planificación urbanística cuenta con experiencia internacional, especialmente en latinoamérica con proyectos en países como Panamá y Colombia.

La redacción del nuevo PGOU de Marbella ha despertado el interés también del estudio Ezquiaga Arquitectura Sociedad y Territorio, del reconocido arquitecto José María Ezquiaga, Premio Nacional en 2005, responsable de los planes territoriales y generales de media España: Gernika (Vizcaya), Córdoba, Burgos, Ávila, León, Menorca, Lanzarote,Logroño o Parla (Madrid), entre otros, además de otras intervenciones destacadas como la prolongación del Paseo de la Castellana, en Madrid, o el proyecto Madrid Centro (2008-2010). Le avala además su labor fuera de España con la consultoría internacional en planes de revitalización como los realizados para Managua, Bogotá, o el Plan de Gestión del Patrimonio Mundial de la Unesco de Panamá. José María Ezquiaga fue además elegido decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid en 2015.

La tercera empresa en liza es bien conocida en Marbella. Se trata del estudio jerezano de planeamiento Territorio y Ciudad, del urbanista Manuel González Fustegueras, responsable del plan general de 2010 que acabó tumbado por el Tribunal Supremo hace cinco años, con lo que la ciudad tuvo que volver al plan del 86 e iniciar un proceso de normalización urbanística que llega ahora a su última fase con la redacción de un nuevo documento urbanístico.

Fustegueras aterrizó en Marbella en el año 2004, por encargo de la Junta de Andalucía en acuerdo con un Ayuntamiento gobernado por Marisol Yagüe. Lo hacía con la experiencia previa en el desarrollo de los planes de Sevilla, Utrera, y de planes territoriales como el del área metropolitana de Málaga. En 2016 la Junta volvió a confiar en el urbanista al adjudicarle el apoyo técnico para la redacción del Plan de Ordenación Territorial (POT) de la Costa del Sol Occidental.

El Ayuntamiento marbellí cerraba este viernes la prolongación de plazo en una semana dado al procedimiento de contratación para que las empresas que habían manifestado su interés en el mismo pudieran disponer de margen para preparar la documentación requerida.

Presupuesto

Fue el pasado 22 de enero cuando el Ayuntamiento abría la licitación de la redacción del nuevo PGOU. El trabajo, en el que inicialmente se ha previsto que se inviertan 42 meses (si bien en el equipo de gobierno se confía en que pueda estar listo en dos años), costará a las arcas municipales más de dos millones de euros. El precio base se ha fijado en 2.400.125,93 euros, con cargo al presupuesto municipal. La medida permitirá a la ciudad contar, una vez elaborado, con un nuevo instrumento de planeamiento general de acuerdo con la legislación aplicable y, en particular, con la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). El trabajo del equipo redactor que se contrate se desarrollará en varias fases, y deberá tener en cuenta las prescripciones reseñadas como de obligado cumplimiento y que persiguen, entre otras cuestiones, que no sólo la administración esté al tanto de cada paso que se dé en la elaboración del texto, sino también el conjunto de los ciudadanos. Por ello, se establece la «asistencia a explicaciones y exposiciones de entidades públicas y privadas, asociaciones y público en general que se consideren necesarias en los procesos participativos vinculados a la tramitación del plan general».

De modo general, y a la hora de establecerse las distintas fases de trabajo por parte del equipo redactor así como la propia redacción del documento, se deberá tomar como referencia los criterios y principios jurídicos contenidos en el dictamen jurídico elaborado por la Universidad de Málaga por encargo del Ayuntamiento de Marbella. El nuevo documento podrá aprovechar además parte del trabajo que ya aporta del plan de 2010 y las adaptaciones que se han hecho del planeamiento de 1986.