Los taxistas de Marbella tendrán que llevar uniforme antes del próximo verano

Parada de taxi en el centro de Marbella (archivo). /Josele-Lanza -
Parada de taxi en el centro de Marbella (archivo). / Josele-Lanza -

El Ayuntamiento y el sector cierran un acuerdo sobre el diseño de la indumentaria que en un plazo máximo de tres meses deben empezar a usar todos los conductores

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Los taxistas de Marbella tendrán que llevar uniforme en un plazo máximo de tres meses. La medida, recogida en la Ordenanza Municipal de los Servicios de Transporte Público de Viajeros y Viajeras en Automóviles de Turismo en el Municipio de Marbella, aprobada el año pasado por el Ayuntamiento, estaba pendiente del acuerdo entre los representantes municipales y los de las diferentes asociaciones de taxistas en cuanto al diseño de la indumentaria. La Junta de Gobierno Local ha dado hoy cuenta del decreto que recoge las características ya consensuadas de ese uniforme: camisa o polo de color blanco; pantalón o falda azul marino oscuro; chaleco, jersey o chaqueta azul oscuro; y calzado y complementos que deben ser igualmente azul oscuro o negros. La uniformidad deberá portar el escudo de la ciudad serigrafiado con la palabra 'Taxi' en su parte superior derecha y 'Ayuntamiento Marbella' en su parte inferior derecha. «Todo ello en el color azul, debiendo estar situado dicho escudo en el lado superior izquierdo de la vestimenta de arriba. Su color será más oscuro sobre prenda clara, y más claro sobre prenda oscura», según recoge el decreto aprobado al que ha tenido acceso este periódico.

«Lo que hemos pretendido desde el Ayuntamiento es que haya un compromiso claro de la Corporación con el servicio municipal, que es el taxi, no las VTC. Y el Consistorio marbellí debe estar con su taxi. Nos parece muy interesante que todas las personas que acudan a un taxi vean el nombre del Ayuntamiento en la propia uniformidad, es una forma más de darle ese respaldo al sector«, explica el concejal de Movilidad y Tráfico, Félix Romero.

El sector tiene ahora un plazo transitorio para empezar a utilizar dicha uniformidad, que será de tres meses contados a partir de que cada titular de licencia reciba el decreto municipal.

La falta del uniforme, el uso inadecuado de la vestimenta o de accesorios no recogidos expresamente en la norma será tipificado como infracción grave conforme a lo establecido en el artículo 65 8º del Decreto 35/2012, de 12 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Servicios del Transporte Público de Viajeros y Viajeras en Automóviles de Turismo, pudiendo ser sancionados con multa de 270, 01 euros a 1.380 euros (artículo 67 Decreto 35/2012).

El portavoz municipal y concejal de Movilidad ha transmitido varios mensajes al sector. De un lado, «pedirles que en la medida de sus posibilidades adopten la uniformidad cuanto antes porque entendemos que la imagen del taxi en Marbella es muy importante y esa imagen les va a dar más fuerza en sus justas reivindicaciones, pero también para conseguir una imbricación más estrecha con la ciudadanía». Y una advertencia: «cuando pase el periodo transitorio va a haber mucho interés por parte del Ayuntamiento por garantizar que todo el mundo cumpla con esa uniformidad, porque entendemos que ya no se trata sólo de la imagen del taxi, es además uno de los elementos más importantes de cara a la imagen de la propia ciudad el hecho de que los taxistas tengan esa uniformidad ordenada y homogénea».