«Me lo pensé mucho. No quería que nuestra historia se desvirtuara»

Andrea Rodríguez posa con su libro. /Facebook
Andrea Rodríguez posa con su libro. / Facebook

La pareja de Pablo Ráez confía en que el libro que acaba de publicar sobre su experiencia «ayude a la gente a seguir creyendo en el amor y en la vida»

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La historia de Pablo Ráez conmovió a todo el país, hasta el punto de disparar el número de donantes de médula. Su optimismo y fortaleza ante la leucemia, que acabó con su vida hace casi dos años, inspiraron a cientos de miles de personas. Ahora su pareja, Andrea Rodríguez, ha publicado 'Cuando nos volvamos a encontrar', un libro escrito en pleno duelo y donde narra su experiencia. Sintió la necesidad de recopilar los textos de Pablo, frases que tras su muerte se convirtieron en dardos directos a la diana: «Me reconfortaba especialmente escucharle decir que se iba feliz. Esas reflexiones son una delicia para el alma». Rodríguez, que conoció a Ráez durante su recuperación, antes de la recaída, hace pública su «historia de amor», desde su primera cita hasta el fallecimiento de Pablo, después de superar dudas y miedos: «Me lo pensé mucho. No quería que nuestra historia se desvirtuara». Editado por Cross Books, del Grupo Planeta, el libro se presenta como una novela, aunque Andrea aclara que «no hay nada de ficción, salvo algunos detalles y nombres que cambio para proteger la privacidad y sentirme libre».

La autora recuerda que tuvieron poco tiempo antes de que la leucemia asestara otro zarpazo: «Estuvimos juntos tres meses con él sano. El resto fue enfermedad, pero sabía que cada minuto contaba a su lado. Él me hacía vivir así. Cada día era único. El balance es doloroso pero también bonito, porque el amor te sostiene». Lo que comenzó como una recopilación de reflexiones de Pablo acabó como la narración de su historia: «Al principio no pensé en publicarlo, escribía para mí. Pero siempre he creído en las señales. Hay personas que pensarán que estoy loca, pero no busqué editor. Surgió todo de forma mágica. De repente, en un congreso de yoga, una vidente se acercó a mí, sin conocerme, y me dijo que siguiese escribiendo porque iba a ayudar a mucha gente».

Rodríguez revela que, durante todo el proceso, ha contado con el apoyo de la familia de Pablo: «No hubiera sido posible sin su respaldo. Era el primer filtro, por eso estoy tranquila y satisfecha. Siguen formando parte de mi vida y me alegro de que ahora estén recogiendo todo lo que sembró Pablo». Durante la enfermedad no fueron conscientes de la repercusión real que la actitud de Ráez estaba teniendo: «Me llamaban de periódicos y televisiones y siempre se lo pasaba a su padre. No quise entrar ni vivir ese lado, aunque estaba presente en sus entrevistas. Luego empecé a mirar cosas y me quedé impresionada». Aunque la escritura «ha sido muy dolorosa a veces, porque recordaba cosas que me ponían triste», el mensaje que Andrea pretende trasladar se asemeja al famoso «Siempre fuerte» de Pablo: «Me gustaría que el libro ayudara a seguir creyendo en el amor y en la vida».

Planeta contactó con ella tras escuchar una entrevista que dio a Cope: «Fue mágico. Me propusieron que escribiera un libro y les respondí que ya lo tenía. Entonces entendí a la vidente». El libro, que salió ayer a la venta, está prologado por el actor Dani Rovira, amigo de Pablo y uno de los grandes difusores de su mensaje: «Yendo a Madrid en tren le envié un mensaje pidiéndole que escribiera algo, porque me había enviado la película 'Origen', que fue muy importante para mí. Me respondió enseguida diciendo que estaría orgulloso de hacerlo». El actor malagueño escribe: «Pude conocerle sólo un poquito en la última etapa de su vida y debo deciros que jamás he conocido a nadie con más ganas de vivir». Su «Siempre fuerte» sigue vigente.

 

Fotos

Vídeos