Nueva melodía para la Plaza de la Iglesia

Nueva melodía para la Plaza de la Iglesia

La parroquia de La Encarnación estrena en su campanario un carrillón con doce campanas capaz de reproducir 100 melodías mediante un sistema informático

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El himno de San Bernabé, el de la Virgen del Carmen, el Ave María, el Himno de la Alegría... y así todo un listado de toques musicales vinculados con los diferentes actos religiosos que se celebran en la ciudad a lo largo del año suenan desde hace unos días de una forma diferente en la plaza de la Iglesia de Marbella. El pasado domingo, a las 12.00 horas, el Ave María estrenó el carrillón de 12 campanas que acaba de instalarse en la parte más alta del campanario de la Parroquia de La Encarnación, un templo del siglo XVII que ha sabido evolucionar con un incansable trabajo de recuperación y cuidado de todo su patrimonio que ha ido paralelo a la adaptación de nuevas tecnologías que han abierto las puertas a más fieles y a más visitantes, dado que el templo es además una de las paradas obligadas para los turistas en su paseo por el casco antiguo de la ciudad.

Un circuito electrónico por domótica controla desde ahora las doce campanas instaladas y repartidas en grupos de seis en los dos ventanales de la cara norte de la iglesia. «En estos años hemos intentado que el patrimonio de la parroquia se vaya restaurando, aquello que con el paso del tiempo se va deteriorando, se va recuperando. Pero además se ha ido adquiriendo otro patrimonio que se irá quedando aquí también», apunta el párroco José López Solórzano.

A 50 metros de altura se encuentran estas nuevas campanas que tienen ya un repertorio preprogramado para todo el año «para que toquen siempre a horas en las que no moleste a la vecindad», apunta el párroco. De la instalación de este nuevo sistema se ha encargado la empresa malagueña Audio Europa, que ya ha trabajado en el templo para la sincronización de las campanadas. Han sido sus operarios además los encargados de subir, peldaño a peldaño, las estrechas escalinatas que conducen a la parte más alta del campanario, tanto las doce campanas de bronce (fundidas por la fábrica palentina Quintana) como todo el material necesario para la colocación del carrillón. Una tarea nada fácil habida cuenta de la estrechez de la escalinata y del peso de las campanas. Alguna alcanza los 50 kilos.

La parroquia y la Agrupación de Cofradías y Hermandades han sufragado el coste del nuevo sistema

La parroquia y la Agrupación de Cofradías y Hermandades de Marbella han contribuido económicamente a la adquisición de este nuevo carrillón que ha tenido un coste de 25.000 euros.

La cuerda enganchada al badajo para mover las campanas deja paso al sistema domótico y programas informáticos para que la iglesia emita su mejor sonido. «Sonarán las mismas melodías que antes daban las campanas dando vueltas, pero ahora, con un mejor sonido y más claro», apunta el cura Pepe.

Una parroquia a la última

La Encarnación, a día de hoy la parroquia que más aporta al Obispado dentro de la Diócesis de Málaga, con unos 11.000 euros al año, mantiene desde hace años, y de la mano de su párroco José López, una continua labor de mejora. Así, y siempre con las oportunas autorizaciones del propio Obispado, se han restaurado todos los altares, donde además ya funciona la iluminación led para ahorrar costes y «contribuir con el medio ambiente». Hace años ya que se apostó por un sistema de apertura de ventanales con mando a distancia para aclimatar el templo en los sofocantes días de calor. Más recientes son los trabajos que se están realizando para la eliminación de barreras arquitectónicas. En su día ya se colocó un circuito cerrado de televisión que permite mantener abierto el templo más de doce horas diarias. En paralelo, restauraciones de retablos, pintura, cambio de suelos. Además se convirtió en la primera parroquia de la provincia de Málaga en instalar un desfibrilador.