Marbella perpetúa el legado de Pablo Ráez en un nuevo parque bulevar

Marbella perpetúa el legado de Pablo Ráez en un nuevo parque bulevar
Josele-Lanza -

La ciudad rinde homenaje al joven, el 'guerrero' de la lucha contra la leucemia que impulsó la donación de médula en todo el país

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

«Normalmente son los hijos los que reciben el legado de los padres. En este caso ha sido al revés, me ha tocado y lo llevo con mucho orgullo y también con alegría porque pensar en Pablo es pensar en alegría». Paco Ráez, padre del joven atleta marbellí que fallecía hace ya más de un año tras no poder superar una leucemia y que lideró la mayor campaña de concienciación en España sobre la donación de médula ósea, intentaba mantener el tipo en el discurso de agredecimiento. Marbella rinde homenaje a Pablo con la inauguración de un parque bulevar que desde hoy lleva su nombre. Un recinto de 15.000 metros cuadrados ubicado en la zona este del municipio en el que se han invertido más de un año de obras y casi tres millones de presupuesto. «La concesión de este bulevar parte del corazón y cuando algo parte del corazón es muy fácil ponerse de acuerdo. Y ojalá esto sirva de ejemplo para los proyectos que tengan que ver con el pueblo y el bien común», ha destacado Paco Ráez en un mensaje directo a las autoridades municipales presenten en el acto, a quienes ha pedido que «siempre pongan corazón en todo lo que hagan» porque así, ha dicho «seguro que sería todo mucho más fácil».

De fondo, durante su discurso, la música de chelo interpretada en directo por el artista Tin Fernández. Entre el público asistente, familiares, amigos y compañeros de Pablo Ráez, vecinos y autoridades de diverso color político. «Quisiera que este fuera un espacio principalmente para los jóvenes, donde la cultura, la diversión, los juegos, el silencio... los ayude a crecer y a ser mejores», es el deseo de Paco Ráéz sobre el nuevo espacio bautizado con el nombre de su hijo. El bombero tomó el testigo en la campaña iniciada por el joven para promover la donación de médula ósea y hoy, de nuevo, ha vuelto a incidir en la importancia de mantener las donaciones en los niveles más altos posible «para salvar vidas».

Visiblemente emocionado en el que, según ha dicho, «creo que es uno de los últimos actos», Paco Ráez ha querido agradecer el apoyo de la familia. «Lo importante que es la familia en los malos momentos, sin ella no se puede avanzar», ha dicho. Presentes estaban su hermano, su madre, sus primos, vecinos y sus «hermanos de sangre», como ha definido a sus compañeros bomberos de Marbella. Durante el acto ha tenido protagonismo la abuela de Pablo, Antonia Lendínez. Paco ha querido rendir homenaje a todas las madres a través de la suya, a la que ha entregado un ramo de flores. «Todos los que estamos aquí somos hijos, y sabemos que el amor de una madre es único y el sufrimiento de una madre, también. Mi pequeño homenaje a todas las madres quiero hacerlo a través de la mía», ha explicado. La madre de Pablo Ráez no ha estado presente en el acto.

Más de 160.000 firmas se recogían tras el fallecimiento de Pablo Ráez a favor de que la ciudad en la que nació le dedicada un espacio público. El Ayuntamiento optó por el nuevo parque bulevar. Los dos equipos de gobierno que han pasado por el Consistorio marbellí desde entonces han mantenido la idea. La alcaldesa Ángeles Muñoz, ha presididola inauguración destacando la importancia del proyecto del nuevo bulevar «que ha pretendido recuperar un gran área que no tenía utilidad y que ahora será un punto de encuentro para todos, pero además un homenaje a uno de nuestros vecinos más queridos y más admirados». «Es un homenaje para devolverle todo lo que él nos dio», ha señalado la regidora, que ha subrayado la alegría, el entusiasmo y el legado de Pablo Ráez «que ha dejado huella en todos los rincones del mundo».

La delegada provincial de Salud de la Junta en Málaga, Ana Isabel González, vecina de San Pedro e invitada por la familia, ha querido poner el acento en «lo que ha logrado Pablo Ráez en la sanidad, no sólo en Málaga y Andalucía, sino en toda España. Su mensaje llegó a mucha gente, pero caló sobre todo en la gente joven, tan importante para concienciar en la donación de médula. Se multiplicó por mil el número de donaciones de médula pero también la de sangre, y muchos de ellos se siguen perpetuando».

Para el exalcalde José Bernal, «hoy le damos oficialidad a algo acordado durante mi etapa de alcalde, que se le pusiera el nombre de Pablo Ráez a un espacio en la ciudad, y como habíamos comenzado esta obra en Arroyo Primero todos creímos que era el lugar más adecuado y hoy es un día importante no sólo porque tenemos este espacio para recordar siempre la labor de Pablo, sino que también se puede disfrutar esta zona de la ciudad que estaba sin uso». Miguel Díaz, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Marbella, ha coincidido en la «importancia de que el legado de Pablo Ráez permanezca en la ciudad y se ha logrado con este espacio. Ahora hay que continuar trabajando con los ciudadanos para que entiendan que este es un lugar especial en la ciudad y promover que pronto podamos tener una unidad móvil de donación y que sea parte de este escenario público».