Marbella autoriza la instalación de piscinas antimedusas en cinco playas del municipio

Barco quitanatas del servicio contratado por la Mancomunidad en verano. /Josele-Lanza
Barco quitanatas del servicio contratado por la Mancomunidad en verano. / Josele-Lanza

Se fijarán mediante un balizamiento vinculado a las áreas de juegos en el mar que se montan en el litoral, y deben recibir el visto bueno de la Junta y Capitanía Marítima

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El dato lo daba a conocer a final del pasado verano la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, entidad que desde hace unos años asume la contratación del servicio de barcos quitanatas que durante todo el verano recorre esta zona del litoral malagueño: entre el 1 de junio y el 1 de septiembre se llegaron a recoger nada menos que 80,4 toneladas de materia orgánica, especialmente medusas. La presencia masiva de estos invertebrados sembró la preocupación del sector turístico y ya el año pasado, junto a las administraciones, se empezó a trabajar en posibles soluciones para luchar contra esta plaga. De un lado, se anunció la realización de un estudio que la Mancomunidad encargó al Aula del Mar; de otro, con fórmulas de gestión para reducir el impacto de la presidencia de los pelágicos en la economía. El Ayuntamiento de Marbella lleva meses trabajando en una idea para que este próximo verano pueda haber en determinadas playas del término municipal zonas de baño seguras y ya ha autorizado a la instalación de cinco de ellas.

La medida contempla el balizamiento de estas áreas de mar mediante redes que estarán vinculadas a los parques acuáticos que cada año se instalan en el litoral marbellí. El área municipal de Playas, que esta misma semana firmaba las nuevas autorizaciones para servicios en playas para la campaña que ha comenzado este mes (y que se mantendrá activa, de nuevo, nueve meses, hasta el 15 de diciembre), ha autorizado la instalación de estas zonas seguras a los concesionarios de los parques acuáticos, que serán ahora quienes deban aportar al Ayuntamiento toda la documentación pertinente para ello, entre ella, el permiso de Capitanía Marítima. «El titular de esta autorización deberá presentar en este Ayuntamiento copia de las autorizaciones emitidas por la Capitanía Marítima para poder realizar la actividad, así como copia de la Declaración Responsable», recoge el permiso emitido por el Consistorio, que además ha definido las características de las zonas de baño acotadas. «Se deberá instalar en la zona del parque acuático una piscina antimedusas en la orilla de dimensiones de 10 metros de largo por 8 metros de ancho, mediante red tejida en polietileno de alta densidad y anclaje utilizando anclas con tornillos para fondos de arena o ladrillos de concreto para fondos rocosos o mixtos». Ante la delegación municipal de Playas deberá presentarse el correspondiente proyecto de instalación, que será remitido a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, a su vez, para su visto bueno.

Las zonas en las que se ha abierto la puerta a la instalación de estas playas antimedusas son: San Pedro, Banús, Nueva Andalucía, Marbella Estrella del Mar y Marbella Playa, en Las Chapas.

La presencia de estas zonas seguras de baño garantizan la actividades de estas áreas de juegos, pero además favorecen que en días de presencia masiva de medusas no se chafe la jornada de playa a quienes quieren disfrutar del baño. El concejal de Playas, Manuel Cardeña, subraya que estas áreas de uso gratuito estarán balizadas y contarán con redes que, «aunque no garantizan al cien por cien que no sean atravesadas por medusas y otras especies, son una barrera más para que las personas se puedan bañar sin problemas.

La presencia de medusas fue casi diaria durante el pasado verano en todo el litoral.
La presencia de medusas fue casi diaria durante el pasado verano en todo el litoral. / SUR

Actuaciones en las dunas

Con la campaña de playas activada desde el 15 de marzo pasado y cara la temporada alta de verano, el Ayuntamiento trabaja en medidas para poner a punto el litoral con nuevo mobiliario urbano y señalizaciones, tareas al margen de la actividad de mantenimiento que se viene realizando durante todo el invierno. En concreto, el área de Playas acaba de sacar a contratación por un precio base de licitación de 239.918 euros (con impuestos) el suministro de mobiliario de playas, así como la carcelería para distintos puntos del término municipal. El contrato se divider en dos lotes. Para el lote 1 (suministro de mobiliario de playas) se ha fijado un plazo de entrega del material de cinco semanas a contar desde el día de la petición. Para el lote dos (suministro de cartelería), dicho plazo se llevará a cabo según necesidades que requiera la delegación de Playas hasta diciembre de este año.

«Debido a que por deterioro de las plataformas, pasarelas de madera, cartelería, o duchas, que con el paso del tiempo, el ataque constante del clima tanto frío como calor, han hecho que las duelas de las pasarelas de madera se astillen, rompan y creen moho, haciendo peligroso el uso de las mismas originando resbalones, torceduras de tobillo o rozaduras, y por encontrarse en el mercado materiales de mayor resistencia y de calidad, es por lo que la delegación de Playas y Medio Ambiente se ve en la obligación de sustituir aquel mobiliario, así como facilitar nuevos accesos a las zonas para personas con movilidad reducida y todos aquellos materiales necesarios para preservar las zonas dunares», reza en la justificación de motivos de la licitación.

La intervención prevista dedica un apartado especial a esas zonas dunares, con la colocación de estacas, vallas de cerramiento, pasarelas de acceso, captadores de arena, bancos y cartelería para evitar el «pisoteo descontrolado de los visitantes y usuarios y hacer de nuestras playas sitios idílicos donde poder disfrutar tanto del baño como de nuestro medio ambiente natural».

Se intervendrá especialmente en las playas de Río Real y Cabopino, donde se apuesta por vallas formadas por estacas de madera concatenadas con cuerda sisal y barandillas para accesos peatonales a la playa; captadores de viento, bancos de madera, cartelería y paneles informativos para estos entornos de la Reserva Ecológica Dunas de Marbella y las Dunas de Artola.

Febrero cerró con 154 actuaciones de arreglo y mejora

La puesta a punto del litoral marbellí se completa este año con el servicio de mantenimiento que contrató el año pasado el Ayuntamiento y que dejó en manos de la empresa FCC por 3,6 millones de euros para un periodo de cuatro años. El último informe presentado por la compañía, correspondiente a la actividad del mes de febrero, recoge un total de 154 intervenciones de lo más variopintas que van a desde arreglos en módulos de aseos, a reparaciones de duchas, de iluminación, colocación de jaboneras, de módulos de socorrismo, retirada de arena en puntos donde estaba acumulada afectando al acceso a módulos de aseos o duchas, colocación de pasarelas frente al espigón de La Fontanilla, a pintura de cartelería, pintura de muros del paseo marítimo, desbroce para despejar las pasarelas a acceso a la playa y hasta retirar un barco que apareció varado en la playa de Real de Zaragoza.