Marbella activará el servicio de bus gratuito en febrero si no hay reparos a la nueva ordenanza

Marbella activará el servicio de bus gratuito en febrero si no hay reparos a la nueva ordenanza

El documento se encuentra en exposición pública y entrará en vigor a mediados del mes próximo si no se presentan alegaciones al nuevo texto normativo

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Los vecinos de Marbella esperan como agua de mayo la popular medida anunciada hace unos meses por el equipo de gobierno municipal: el transporte urbano será gratuito para los empadronados. Es uno de los aspectos más llamativos que recoge la nueva Ordenanza Municipal del Transporte en el municipio, un documento que podría entrar en vigor a mediados de febrero si no se presentan alegaciones al mismo durante el plazo de exposición pública que se abrió el pasado 15 de enero. De este modo, el Ayuntamiento podría empezar a emitir la bautizada como Tarjeta Municipal de Movilidad que dará derecho al uso de los autobuses urbanos de forma gratuita con el único requisito de estar inscrito en el padrón.

De forma paralela y para que el sistema de concesión de tarjetas se haga de la forma más ágil posible, el Consistorio está ya manos a la obra. De un lado, recabando datos sobre los posibles solicitantes de la tarjeta. De otro, estudiando la forma en la que éstas deberán ser solicitadas, ante la «sospecha», como apuntó el concejal de Transportes, Félix Romero, de que llegará una avalancha de peticiones de interesados.

En el caso de que, una vez cerrado el plazo de exposición pública de la ordenanza se hayan registrado alegaciones al texto normativo municipal, la entrada en funcionamiento se demorará hasta tanto esas alegaciones sean resueltas y pasen por el Pleno del Ayuntamiento. «Un trámite que, no obstante, se hará de forma más rápida posible», apuntaba Romero. «Esta normativa tiene como objeto determinar las reglas de funcionamiento del servicio y cuenta con una de las cuestiones más relevantes como es la aprobación de esa nueva Tarjeta de Movilidad Urbana».

La tarjeta no acarreará más gasto para el bolsillo del ciudadano que el de la propia emisión. De momento se está trabajando en el precio por el que saldrá finalmente, aunque, como han sostenido desde el propio Ejecutivo local, no será de más de 10 euros. El documento, eso sí, tendrá una vigencia de dos años y se sumará al resto de billetes que ya se expiden para viajar en los autobuses de línea que circulan en la ciudad: sencillo, multiviaje y Tarjeta Dorada para los mayores.

El Ayuntamiento invertirá alrededor de 3 millones de euros anuales (fue la cifra anunciada en su día por la alcaldesa Ángeles Muñoz) para sufragar la iniciativa. El objetivo que se persigue con la misma es claro y doble. De un lado, el fomento del transporte público. De otro, se espera un importante aumento del empadronamiento, algo que será muy beneficioso para el municipio teniendo en cuenta que del número de censados en una localidad dependen, por ejemplo, las transferencias del Estado o de la Comunidad Autónoma.