La lluvia respeta al Patrón de San Pedro

Un momento de la procesión. /Josele-Lanza -
Un momento de la procesión. / Josele-Lanza -

Miles de personas acompañan al santo en su recorrido procesional en el día grande de la feria

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Al filo de las 14.15 horas de este viernes se ha encerrado el Patrón de San Pedro Alcántara tras completar su recorrido procesional por las abarrotadas calles del casco antiguo en el día grande de la feria. Sólo cuando el trono enfilaba las escalinatas del templo una vez terminado el desfile, los negros nubarrones que se cernían sobre la Plaza de la Iglesia empezaron a descargar unos tímidos goterones que en ningún momento pusieron en riesgo ni la talla ni los enseres de la hermandad.

La jornada arrancó a las once de la mañana con una misa solemne en honor al santo en la Iglesia de San Pedro. Este acto litúrgico estuvo concelebrado, entre otros, por el párroco Francisco Javier Sánchez-Cano, y al mismo asistieron numerosos fieles que pusieron punto y final a la ceremonia entonando el himno dedicado al Patrón y los tradicionales vivas al santo. En paralelo a la celebración de la misa, fue concentrándose en los alrededores del templo mucho público para no perderse detalle de la salida del trono, este año dificultada y deslucida por las obras que se acometen en la Plaza de la Iglesia.

«Yo creo que la providencia nos está regalando un sol esplendoroso para un rato, que es un regalo con los días que nos cercan», bromeó desde el púlpito Sánchez-Cano después de impartir la bendición solemne propia del día, minutos antes de iniciarse la procesión. El párroco de San Pedro demostró con estas palabras poseer un gran optimismo porque el sol no lució en ningún momento, pero es cierto que el cielo respetó a la comitiva durante su cadencioso recorrido por las principales calles del centro hasta el momento de su encierro.

Las manijas del reloj de la iglesia pasaban de las 12.30 horas cuando el trono hizo acto de presencia ante los ojos del público que aguardaba en los alrededores del templo. Los hombres que portaban al santo bajaron las escaleras con la mesa a pulso mientras sonaba el himno de España y un prolongado repique de campanas. La maniobra de encierro fue más rápida por la amenaza de lluvia.

La Agrupación Musical de Marbella (extinta banda de La Pollinica) y la Banda de Música Municipal abrían y cerraban, respectivamente, el cortejo. La novedad más destacada de la procesión fue el estreno de un estandarte dedicado al santo, diseñado por Pepe Delgado con una pintura de Salvador Mancilla.

Calles y balcones lucieron engalanados para la ocasión y en algunos enrejados pudieron verse grandes lazos rosas con motivo del Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama que se conmemora cada 19 de octubre. Por este motivo también muchas mujeres, tanto del público como de la comitiva procesional, lucían lazos rosas, y los hombres corbatas y hasta pañuelos de este color.

Como es costumbre en esta jornada festiva, las damas, rey y reina de la feria marcharon en el cortejo que estuvo integrado por representantes de la Corporación municipal y a la cabeza, la alcaldesa Ángeles Muñoz y el teniente de alcalde sampedreño, Rafael Piña. Otros miembros del equipo de gobierno como los populares Félix Romero, José Eduardo Díaz, Javier García o Manuel Cardeña acompañaron también al santo junto a concejales del Ayuntamiento como el portavoz socialista, José Bernal, o los también ediles del PSOE Isabel Pérez, Manuel García o Javier Porcuna. No quisieron perderse la cita otros representantes de hermandades del municipio, entre ellos el hermano mayor saliente de los Romeros de San Bernabé, Francisco Claro, ni el entrante, José Manuel Orozco, y sus homólogos en Santa Marta, Francisco Bootello, y el Nazareno, Juan Pedro Duarte; así como el presidente de la Agrupación de Cofradías de Marbella, Francisco Gil.