Un cambio normativo permitirá a La Cañada construir la entreplanta que demandó Primark

Zona de La Cañada donde estuvo prevista la apertura de la tienda de Primark./Josele-Lanza -
Zona de La Cañada donde estuvo prevista la apertura de la tienda de Primark. / Josele-Lanza -

La llegada de la multinacional a Marbella se frustró en 2014 al rechazarse la licencia para ampliar en más de 2.000 metros el espacio disponible

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

La llegada a Marbella de la multinacional Primark, que se frustró en 2014, podrá concretarse ahora. El cambio de una normativa urbanística aprobado en el último pleno ordinario permitirá ampliar el espacio que el centro comercial La Cañada había reservado para la marca irlandesa, líder europeo en indumentaria de bajo coste.

Hace cuatro años, General de Galerías Comerciales (GCC), empresa propietaria de La Cañada, y la multinacional irlandesa de ropa de bajo coste llegaran a un acuerdo para que ésta abriera una tienda en Marbella. Primark demandó para ello un espacio diáfano en el centro comercial de 6.500 metros cuadrados. Para satisfacer ese pedido, GCC liberó espacio en su planta superior. Contó para ello con un local de grandes dimensiones donde previamente había funcionado un gimnasio y trasladó además a algunas marcas que alquilaban locales contiguos. Sin embargo, el espacio disponible no era suficiente, por lo que se proyectó la construcción de una entreplanta de 2.000 metros cuadrados y de 121 metros más en la planta superior.

La marcha del proyecto, en el que se preveía la creación de 200 puestos de trabajo, se bloqueó cuando el Ayuntamiento de Marbella denegó la licencia de obras solicitada al considerar que la ampliación no se ajustaba al Plan General vigente en aquel momento, el de 2010, que sería anulado un año después. El centro comercial inició las obras sin que se le concediera la licencia, por lo que el área municipal de Urbanismo decretó la paralización y una sanción para GCC.

El proyecto, que preveía 200 empleos, se frustró al no encontrar acomodo en la norma urbanística

La empresa recurrió ante los tribunales al entender que la superficie del centro comercial no se había colmado y por lo tanto le asistía el derecho de construir la entreplanta, pero los jueces acabaron dando la razón al Ayuntamiento.

El desembarco en Marbella de la multinacional, que cuenta con sendas macrotiendas en Málaga y Fuengirola, se vio frustrada, aunque su interés por abrir en Marbella se ha mantenido despierto. Ahora se ha abierto una puerta para que el aterrizaje se concrete.

El pleno ordinario del pasado diciembre aprobó una modificación en las normas urbanísticas del PGOU vigente en la actualidad, el de 1986, que permitirá incrementos de la superficie construida que, sin alterar la configuración exterior de los inmuebles, faciliten su mejor aprovechamiento y modernización

Este cambio abre la puerta a la construcción de entreplantas en las naves industriales y comerciales en los polígonos sin que ello compute a efectos de edificabilidad. La iniciativa se llevó a pleno, según explicó su ponente, la alcaldesa Ángeles Muñoz, atendiendo a demandas de los empresarios propietarios de naves en los polígonos industriales tanto de Marbella como de Nueva Andalucía y San Pedro. En el debate se argumentó que durante el periodo de alegaciones a la modificación de las normas urbanísticas del PGOU, aprobadas el pasado verano, se presentaron numerosas alegaciones que solicitaban la modificación de los criterios de cómputo de la edificabilidad por considerarlos restrictivos.

El cambio permitiría ejecutar la obra frustrada en 2014. Así lo han admitido a este periódico fuentes municipales, que han matizado que para ello GCC deberá solicitar una nueva licencia, trámite que todavía no se ha concretado.

Otras fuentes han asegurado que cuatro años después Primark mantiene su interés por abrir en Marbella y que el único espacio que reúne las condiciones, especialmente por su disponibilidad de acceso y aparcamientos, es La Cañada.

El espacio que en 2014 se liberó en el centro comercial para albergar este proyecto sigue aún disponible y no ha sido ocupado por ningún otro emprendimiento comercial.