El Ayuntamiento de Marbella regularizará el polígono de San Pedro 20 años después de su construcción

Rueda de prensa este jueves en el polígono de San Pedro. /Josele-Lanza -
Rueda de prensa este jueves en el polígono de San Pedro. / Josele-Lanza -

La segunda fase del recinto contará con suministro eléctrico y de agua, se crearán 200 aparcamientos y se liquidará una deuda municipal de comunidad de 240.000 euros

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

Es un ejemplo más de los procedimientos al margen de toda regulación que se efectuaron en Marbella en los años más negros de su historia. Con casi 100.000 metros cuadrados de extensión, la segunda fase del polígono industrial de San Pedro Alcántara, una de las áreas con más proyección de crecimiento, lleva dos décadas sin poder dar el estirón, y quienes en su día lograron abrir las puertas se mantienen en una situación precaria a la que ahora se podrá poner fin después de casi dos décadas.

Esa segunda fase se construyó, pero lo levantado, en poco se asemejaba a los recogido en el proyecto de urbanización, lo que ha bloqueado su recepción por parte del Ayuntamiento. No era algo nuevo en aquella época. Sus consecuencias tampoco. Los empresarios allí establecidos acarrean problemas de suministros de luz (la que tienen es de obra), de agua, de falta de aparcamientos, no puden hacer reformas ni pueden obtener licencias de apertura. Y así un largo listado de quejas que llevan exponiendo ante las autoridades locales todos estos años. Para atender muchas de esas necesidades de infraestructuras han ido tirando de inversiones asumidas por sus propios bolsillos. Como propietario de algunas parcelas (entre ellas la cedida a la Junta para construir la estación de la ITV), el Consistorio debió en su momento asumir parte del pago. No lo hizo y a día de hoy la deuda municipal con la comunidad asciende a 240.000 euros. La alcaldesa Ángeles Muñoz ha anunciado hoy que esa deuda será liquidada y que ese pago será el primer paso de una cadena de trámites que concluirán con la recepción del recinto y que pasan, por ejemplo, por dotar de suministros de luz y agua a esta zona del recinto.

«El interés que siempre hemos tenido, una vez que se anuló el PGOU de 2010 y se comenzó con la adaptación del nuevo plan, era dotar al polígono de todo lo necesario para impulsarlo, que pudieran volver a dar licencias y que se favoreciera el crecimiento de un recinto que está perfectamente ubicado en zona de desarrollo. La necesidad que teníamos era avanzar en los suministros básicos, como electricidad y agua. Tras muchas reuniones se ha alcanzado un acuerdo tanto con Hidralia como con Endesa«, ha explicado Muñoz, quien ha concretado que en el pleno de este mes se aprobará definitivamente el cambio de calificación de una parcela de 2.000 metros cuadrados en la zona norte para su cesión a Endesa para que se construya la tan esperada subestación eléctrica que acabe con los problemas de suministro en la zona. «El compromiso de Endesa es empezar a dar licencias y suministro una vez que tengan levantada la subestación aunque el trámite urbanístico que precisa el cambio de uso siga tramitándose«.

De forma paralela, ha indicado la regidora, «ya se ha desbloqueado la deuda que mantenía el Ayuntamiento por los impagos que dentro de las cuotas de comunidad con este polígono teníamos, en total, 240.000 euros. Ya se tiene el informe definitiva aprobado y pasado por Tesorería y se hará efectivo en este mes. Ello va a permitir que el polígono finalice la urbanización y, por tanto, la recepción del mismo por parte del Ayuntamiento«.

El Consistorio tiene previsto además actuar en otras dos parcelas en la zona de desarrollo del recinto industrial. Una de 5.000 metros que se acondicionará (dentro del plan de aparcamientos ya anunciado por el equipo de gobierno) para el aparcamiento de un centenar de vehículos. Se habilitará además en este terreno un punto de recogida de residuos. Y otra, en la zona noreste, de 7.000 metros cuadrados, que dará cabida a otros 80 estacionamientos y que contará además con un ecoparking similar al creado en el distrito de Las Chapas. «Buscaremos hasta donde nos permita el PGOU para compatibilizar las dos cosas en esa parcela», señala el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña. «En poco tiempo se ha avanzado bastante en el desbloqueo en el que se encuentra la segunda fase del polígono para poder atender las necesidades tanto de los empresarios como de los trabajadores y usuarios», defiende.

Las presidenta de los empresarios del polígono, María Isabel Vega, ha agradecido al Ayuntamiento «la colaboración de todos los trámites» destacando que se vaya a dotar al recinto de nuevas plazas de aparcamiento y reconociendo que la situación «es ya insoportable porque ha ido creciendo la actividad en la primera fase y no hay donde aparcar». Ha puesto el acento en la situación que desde hace dos décadas llevan arrastrando los empresarios de la fase 2 «con problemas de electricidad, de agua. Muchos han abierto y han tenido que cerrar porque no se les podía dar la licencias».

Miguel Troyano, administrador de la Entidad Urbanística de Conservación del polígono, ha incidido en «los años que llevamos reclamando que se regularizara la situación esta segunda fase. Se ha estado luchando desde el primer momento. Endesa ha sido muy dura en esa negociación, pero gracias a las gestiones municipales y con la cesión gratuita de esa parcela para la nueva subestación no sólo se podrá dar luz a esas naves. Esta estación es necesaria para el polígono, pero además es que no se pueden hacer a día de hoy grandes obras en San Pedro ni en la zona de La Campana por esos problemas de suministro eléctrico». El empresario apunta a que ahora, una vez que el Consistorio liquide su deuda, el conjunto de propietarios deberán hacer frente a las infraestructuras que quedan por terminar en este recinto.