El Ayuntamiento de Marbella adjudica los trabajos de urgencia para consolidar el Trapiche del Prado

Vista del Trapiche del Prado, inmueble protegido por considerarse un ejemplo de la pujante actividad azucarera en Marbella./Josele-Lanza -
Vista del Trapiche del Prado, inmueble protegido por considerarse un ejemplo de la pujante actividad azucarera en Marbella. / Josele-Lanza -

Obras y Reformas Braco S.L. se ha hecho con la adjudicación del contrato que asciende a 110.342 euros y cuenta con un plazo de dos meses

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

El Trapiche del Prado, levantado en las primeras décadas del siglo XVII al servicio de la producción de azúcar en Marbella, suma un trámite administrativo más que lo acerca a su recuperación definitiva. El Ayuntamiento de Marbella ha adjudicado ya los trabajos de urgencia que se acometerán en el inmueble a la empresa Obras y Reformas Braco S.L., por un importe de 110.342 euros y un plazo de ejecución de dos meses. Esta actuación de consolidación del edificio cuenta con los pertinentes permisos de la Delegación Territorial de Cultura de la Junta de Andalucía.

Las obras que están a punto de arrancar tienen como objetivo habilitar las condiciones mínimas de seguridad y salubridad que permitan llevar a cabo las tareas de campo con las que elaborar a corto plazo un informe diagnóstico del edificio, documento imprescindible para redactar el ansiado Proyecto de Conservación del inmueble. Así lo exige la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, de Patrimonio Histórico de Andalucía, que en su artículo 21 recoge la obligatoriedad de contar con un informe diagnóstico como paso previo a la realización de intervenciones de conservación, restauración y rehabilitación sobre cualquier elemento inscrito en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz, caso del trapiche marbellí.

Las actuaciones urgentes que el proyectista Rafael Pozo García-Baquero ha plasmado en el denominado Proyecto Básico y de Ejecución de los Trabajos Previos en el Trapiche del Prado se concretan en la aplicación de herbicidas, desbroce, limpieza y tala de árboles del interior del edificio, así como en la estabilización de elementos que amenazan derrumbe y la ejecución de un muro de cerramiento, ya que el vallado actual presenta roturas en algunas zonas y su carácter inconsistente resulta ineficaz para evitar la entrada incontrolada de personas. De hecho, la Plataforma en Defensa y Mantenimiento del Trapiche del Prado ha denunciado en los últimos meses la aparición de grafitis en diversos paños de este inmueble protegido. Por otro lado, el proyecto prevé el soterramiento de varias catas arqueológicas excavadas en 2009 que permanecen abiertas a día de hoy, tarea presupuestada en apenas 728 euros adicionales que cuenta asimismo con permiso expreso de la delegación provincial de Cultura y que llevará a cabo el estudio de arqueología Arqueosur.

La intervención incluye la estabilización de dos muros y la construcción de un cerramiento por todo el perímetro Los trabajos cuentan con el visto bueno de la delegación provincial de Cultura

Según el proyecto de obra, la intervención se plantea casi exclusivamente en el interior del edificio (aplicación de herbicida, desbroce, limpieza, tala de árboles, instalación de un andamio tubular de volumen en la nave del molino hidráulico y protección adecuada de las catas arqueológicas abiertas). Las únicas actuaciones que serán visibles desde el entorno más inmediato será la ejecución de un muro de cerramiento en todo el perímetro accesible de la parcela, la construcción de una cancela en el nuevo acceso a la parcela desde el sur, así como la estabilización del muro oeste de la antigua noria y de la esquina sur de los barracones. En todos los casos, según recoge la memoria de los trabajos a ejecutar, «se tratan de actuaciones discernibles, reversibles y compatibles con el bien».

Paso a paso

La intervención comenzará con el desbroce y limpieza de la vegetación que ha invadido el inmueble, aplicándose herbicida en todo el conjunto y talando tres árboles de gran porte que están acelerando la destrucción de los restos. Como medida urgente se instalarán sendos estabilizadores de fachadas en los citados lienzos que presentan riesgo de colapso. Puesto que el vallado existente se ha demostrado insuficiente para evitar la entrada incontrolada de personas al interior de la propiedad y existiendo riesgo para la seguridad de personas y para el propio trapiche, se levantará un muro de cerramiento en todo el perímetro accesible de la parcela con una altura de 2,50 metros.

Asimismo, para facilitar la ejecución de los trabajos que se realicen, no sólo ahora sino también en el futuro una vez que se redacte el Proyecto de Conservación, se plantea la construcción de una cancela para habilitar un nuevo acceso a la parcela desde el sur, alejada del tejido residencial, reduciendo así las molestias al vecindario.

El proyecto consultado subraya que puesto que se ha constatado que el estado de conservación del Trapiche del Prado es malo, existiendo riesgo de caída de los elementos que constituyen la estructura horizontal que se conserva en la nave principal, se instalará un andamio tubular de volumen en la nave del molino hidráulico para proteger a los operarios en dicho espacio. Por último, se protegerán adecuadamente las catas arqueológicas abiertas, cubriéndolas con geotextil y grava.

Los trabajos de consolidación de la azucarera ahora adjudicados y promovidos por el Ayuntamiento de Marbella abren la puerta a la futura recuperación del inmueble como equipamiento público. Asimismo, la recuperación del trapiche corre paralela al otro gran proyecto municipal de ubicar en la parcela la primera residencia pública de mayores del municipio, para la que se han consignado casi 10 millones de euros procedentes de las sentencias por casos de corrupción y para la que igualmente se han iniciado contactos con la delegación provincial de Cultura.