El Ayuntamiento de Marbella demolerá un centro comercial en Guadalmina levantado de forma ilegal con el GIL

Estado actual de la edificación que será demolida. /Josele-Lanza -
Estado actual de la edificación que será demolida. / Josele-Lanza -

El derribo, ordenado por sentencia judicial, se hace de forma subsidiaria al hallarse la empresa constructora condenada, Fadesa, en concurso de acreedores desde 2008

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Ayuntamiento de Marbella asumirá la demolición de un centro comercial levantado en Guadalmina durante la 'era GIL' de forma irregular y sobre el que pesa una orden judicial de derribo desde el año 2006. El inmueble nunca llegó a tener actividad al ser paralizadas las obras por la Comisión Gestora que tomó las riendas de Marbella tras la disolución del Ayuntamiento mientras en los tribunales se dirimía la denuncia presentada años antes por la Asociación para la Protección y Defensa de Guadalmina. El Juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Málaga emitió sentencia el 3 de mayo de 2006 en la que declaraba nula la licencia de obras otorgada en su día (con Julián Muñoz como alcalde) entendiendo que el edificio comercial se construyó indebidamente al ser el uso de la parcela contemplado en el PGOUvigente el de equipamiento cultural y social.

No fue hasta 2017 cuando la Delegación Municipal de Ordenación del Territorio y Vivienda de Marbella adoptó la decisión, vía decreto, de cumplir la resolución judicial emitida una década antes, desestimando las alegaciones presentada por la empresa constructora y ordenando, como indica la sentencia, la reposición de la zona a su estado original. Según la documentación a la que ha tenido acceso SUR, en marzo de este año el Ayuntamiento emitía decreto en el que se resolvía ejecutar de manera subsidiaria la demolición, dado que la empresa promotora de la obra, Fadesa Inmobiliaria, entró en 2008 en concurso de acreedores.

Un derribo de 286.000 euros

El Consistorio marbellí ha sacado a contratación los trabajos de demolición por un presupuesto base de 286.765 euros que serán asumidos, de momento y hasta que se reclame la cantidad, indican desde el Consistorio, con fondos propios.

Se edificó en 2003 sobre una parcela calificada en el PGOUcomo equipamiento cultural y social

El edificio en cuestión se ejecutó entre los años 2002 y 2003, aunque la información que obra en el Ayuntamiento señala la fecha de la licencia de obras el 26 de febrero de 2003. Se trata de un edificio en planta baja más primera planta con sótano y cubierta plana, con una superficie total construida de 2.991 metros cuadrados. Pese a que se encuentra prácticamente terminado, el inmueble, ubicado junto a la iglesia de Guadalmina, nunca se concluyó en su totalidad faltando básicamente la ejecución de instalaciones y revestimientos varios, y por tanto nunca ha tenido actividad.

Fue a raíz de la denuncia presentada por la Asociación para la Protección y Defensa deGuadalmina, colectivo vecinal que contó entre sus integrantes con importantes empresarios nacionales, cuando se puso el foco de la justicia sobre varias edificaciones que finalmente recibieron sentencias anulando unas licencias otorgadas de manera irregular por los mandatarios municipales del GIL. Una de ellas fue este centro comercial, levantado en suelo calificado como equipamiento cultural y social. Un equipamiento que ahora, una vez ejecutado el derribo, recupera la ciudad.

Fuentes municipales consultadas por este periódico indican que no está definido el uso que tendrá la parcela (de 1.722,57 metros cuadrados) una vez despejada, si bien vecinos de la zona ya han trasladado alguna propuesta el equipo de gobierno para recuperar para uso público un espacio de todos que, como tantos otros, fue hurtado a los ciudadanos.

La demolición proyectada es total, incluido el sótano. El proyecto redactado para la ejecución del derribo contempla la eliminación de la construcción, la retirada de residuos y transporte a centro de tratamiento autorizado; el relleno con tierras del hueco generado por la retirada del sótano y la plantación de una última capa de tierra vegetal con 30 centímetros de espesor y plantación de césped sobre la misma. El proyecto recoge además la «protección» de la masa arbórea existente en la parcela.

 

Fotos

Vídeos