Arranca la obra que transformará la céntrica calle Málaga con un presupuesto de casi un millón de euros

La alcaldesa supervisó el inicio de las obras. /Josele
La alcaldesa supervisó el inicio de las obras. / Josele

Los trabajos, que cuentan con un plazo de ejecución de siete meses, resolverán históricas deficiencias de saneamiento y accesibilidad

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

La céntrica calle Málaga encara su transformación. Este martes arrancaron las obras de remodelación integral de la vía, situada al Norte de la Avenida Severo Ochoa, a cargo de la empresa Urinci, con un presupuesto que roza el millón de euros. Los trabajos impulsados por el Ayuntamiento de Marbella cuentan con un plazo de ejecución de siete meses y no sólo cambiarán de manera radical el aspecto de la calle con el uso de materiales nobles como el mármol, sino que además resolverán históricas incidencias en materia de accesibilidad y saneamiento.

El proyecto, redactado por el Gobierno tripartito y modificado por el actual Ejecutivo municipal, implica la eliminación de aparcamientos en la calle en pro de una semipeatonalización donde se conservará la calzada a distinto nivel de las aceras, que serán más anchas.

La alcaldesa Ángeles Muñoz, que visitó la zona de actuación acompañada del concejal del ramo, Diego López, afirmó que la obra ha sido consensuada con los vecinos y aplazado el arranque hasta después del verano para causar el menor impacto posible en el devenir diario de la calle, que une en sentido Este-Oeste las avenidas Huerta de los Cristales y Nabeul.

Además de un cambio estético con la instalación de nuevo mobiliario urbano y el empleo de adoquines de granito en la calzada y solería de mármol rojo en aceras, la obra pretende resolver los múltiples defectos que a día de hoy presenta esta vía, con una reordenación de la calle de forma que se permita una correcta accesibilidad. Entre sus principales hándicaps se encuentra el trazado sinuoso de la calzada o su estrechez, que provoca que los vehículos aparcados invadan parte de la misma, lo que deja un carril de circulación insuficiente en anchura, por lo que se opta por eliminar los huecos de estacionamiento. De esta manera se consigue una calzada de 3,30 metros y aceras de 1,40 metros de ancho mínimo.

La obra permitirá también la instalación de una red de gas, inexistente en la actualidad, además de renovar y reforzar el resto de los servicios urbanos de la calle (red de telecomunicaciones para el despliegue de fibra óptica, red de media y baja tensión, red de alumbrado público con luminarias LED, más eficientes y que permiten un significativo ahorro energético). El proyecto también contempla la eliminación total del cableado aéreo colgado de las fachadas.

No obstante, una de las principales deficiencias de la calle Málaga afecta a su capacidad de drenaje, por lo que en días de fuertes lluvias suele inundarse dado que la vía hace de barrera física a toda la escorrentía que viene de los barrios situados al Norte. Con esta obra se ejecutará una separación de la red de saneamiento, dotándola de diámetros acordes a las necesidades reales para resolver los actuales problemas de inundaciones.

La obra abarca toda la longitud de la calle, 270 metros y una superficie aproximada de 2.750 metros cuadrados, incluyendo la plaza existente en el extremo (la del bar California), que se hará más permeable y accesible para los residentes. Esta obra salió a licitación por 1,2 millones de euros y se ha adjudicado finalmente por 924.186,63 euros, IVA incluido.

El PSOE critica la tardanza y pide mejoras en otros barrios

El PSOE afirma que la obra de remodelación integral que encara calle Málaga debería haber sido inaugurada hace meses, ya que, según recordaron, el proyecto quedó listo durante la etapa de José Bernal como alcalde, no pudiendo ser ejecutado como consecuencia de la moción que le desalojó de la Alcaldía. La concejala del Grupo Municipal Socialista Blanca Fernández solicitó a la alcaldesa que impulse otros proyectos paralizados tras la moción, como el de la avenida del Trapiche, calle Jeddah, Las Palmeras o Plaza de Toros. Precisamente, la edil denunció también este martes el abandono en materia de limpieza y mantenimiento en los barrios de Marbella tras su visita a la barriada Plaza de Toros y Torres Murciano. «Los vecinos de la zona nos han trasladado su malestar por el abandono que están sufriendo y comentan que pasan días sin que aparezcan barrenderos por allí», afirmó Fernández.