Investigan el hallazgo del cadáver de un recién nacido en el complejo de residuos de Casares

Agentes de la Guardia Civil acceden al interior del complejo./Charo Márquez
Agentes de la Guardia Civil acceden al interior del complejo. / Charo Márquez

Se trataba de un niño de no más de dos días y fue depositado en uno de los contenedores grises de basura orgánica

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

La jornada de trabajo se vio interrumpida de repente cuando entre los restos de basura un trabajador vio un cuerpecito desnudo. Los operarios del Complejo Medioambiental de la Costa del Sol en Casares encontraron en la mañana de este sábado el cadáver de un bebé recién nacido en una de sus secciones por lo que se procedió de inmediato a la paralización del proceso. De inmediato dieron aviso a la Guardia Civil que acordonó la sección hasta que juez y forense procedieron al estudio de los restos para determinar su procedencia y las causas de su muerte.

Sobre las 10.10 horas de la mañana uno de los empleados que se encontraba separando las botellas de los residuos orgánicos encontró el cuerpo. Se trata de un recién nacido desnudo (un niño) que presentaba todavía restos de sangre. De inmediato se detuvo el proceso de selección y se dio aviso a la policía.

De un primer examen del cuerpo pudo determinarse que no presentaba daños externos, por lo que se baraja que pudo morir en el parto y que no tendría más de dos días. «Dentro de la gravedad, al menos el bebé no habría muerto entre la basura y no habría sufrido», comentaron fuentes próximas a la investigación. La autopsia se practicará este domingo en el Instituto Anatómico Forense de Málaga.

La Guardia Civil y los responsables de la planta trataron este sábado mismo de averiguar de dónde procedían los restos. Fuentes del complejo medioambiental explicaron a SUR que, en estos casos, se revisa la basura situada junto al cuerpo, como cartas, tickets de compra, bolsas de comercios o periódicos, para tratar de afinar con la procedencia de los restos, aunque la empresa lleva un control del lugar de dónde proceden los residuos.

El primer examen del cuerpo, pendiente de autopsia, no constata daños externos

El complejo medioambiental ubicado en Casares trata los residuos de los 11 municipios que integran la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.

Las fuentes del complejo indicaron que el bebé fue depositado en un contenedor gris, de basura orgánica, pues son los restos de estos depósitos los que se tratan en esa sección de la planta. Además apuntaron que la basura correspondería probablemente a la recogida la noche del viernes.

El complejo cuenta con tres líneas de trabajo en paralelo y, tras el aviso, la Guardia Civil procedió al cierre de la afectada, mientras las otras dos continuaron con el proceso.

Lamentablemente, a ultima hora de la tarde de este sábado no se había averiguado el municipio de procedencia de los restos. El hecho de que el bebé fuese hallado en mitad del proceso dificulta las investigaciones. En una primera y segunda fase se retiran el cartón y los residuos voluminosos, no se detectan cosas pequeñas. Es aquí donde puede determinarse con mayor precisión la procedencia de la basura.

«Pero una vez en la mitad del proceso, los residuos ya se mezclan con los flujos de otras líneas y la búsqueda de elementos que puedan indicar de dónde vienen es más difícil», comentaron fuentes del complejo.

Se trata del primer bebé que aparece en esta planta, aunque a lo largo de sus 19 años de funcionamiento también fue localizado el cuerpo de una mujer y restos de un hombre que resultó ser un delincuente buscado por la policía.

El alcalde de Casares (municipio en el que se ubica el complejo), José Carrasco, manifestó este sábado sentirse «consternado» por este suceso que condenó «contundentemente» y manifestó su deseo de que la investigación esclarezca cuanto antes lo ocurrido. La planta recuperó su ritmo habitual por la tarde.

 

Fotos

Vídeos