Adjudican finalmente a Montealina el colegio trilingüe de Torre Vigía

Parcela en la que se construirá el colegio privado /Charo Márquez
Parcela en la que se construirá el colegio privado / Charo Márquez

La empresa ofrece un canon anual al Ayuntamiento de 42.000 euros y tendrá la concesión de las parcelas por 75 años

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

Había presentado un proyecto inicial al Ayuntamiento y ha sido la única empresa que ha optado al concurso. La empresa Montealina Proyectos Educativos S.L., que gestiona en Pozuelo de Alarcón (Madrid) el colegio 'Aquinas American School', ha obtenido la adjudicación del futuro colegio privado internacional y residencia de estudiantes en la zona de Torre Vigía. Ofrece un canon anual a pagar al Ayuntamiento de Estepona de 42.000 euros y el plazo de duración de la concesión será de 75 años.

Esta empresa ya presentó a principios de años su solicitud, como publicó este periódico, pero el procedimiento se paralizó porque el Ayuntamiento retiró el expediente al detectar un error en los plazos de ejecución de las obras en el pliego de cláusulas administrativas.

La parcela para el colegio tiene una superficie de 14.098 metros cuadrados y el proyecto contempla 5.597 metros cuadrados de superficie construida. El edificio acogerá a 750 alumnos desde infantil hasta bachillerato, siguiendo la clasificación americana. El presupuesto de este edificio supera los 6,7 millones de euros y proyectan que pueda entrar en funcionamiento en septiembre de 2021.

Según datos de la empresa, el centro proyectado para Estepona tendrá algunos elementos diferenciadores respecto al de Madrid. Así, no será un proyecto de colegio católico, sino de carácter internacional para familias de diferentes nacionalidades.

Por su parte, la residencia de estudiantes tiene una superficie de 8.400 metros cuadrados y la misma edificabilidad. Se proyecta un edificio con un total de 78 habitaciones dobles de alumnos, dos accesibles individuales y cuatro habitaciones para profesores, con un total de ocupación de 162 personas. El presupuesto estimado para la residencia de estudiantes es de 4.461.000 euros y la apertura estaría prevista para septiembre de 2025.

Según el informe económico del propio Ayuntamiento, la empresa obtendría unos ingresos anuales de 5,3 millones de euros: 3,1 millones corresponderían al centro educativo y el resto a la residencia. Dentro de los ingresos se incluye la matrícula, la cuota mensual, uniformes, comedor, transporte y actividades extraescolares de unos 750 alumnos.

El mismo informe recoge que los ingresos obtenidos por el Ayuntamiento, a razón de la aplicación del canon, ascendería a 8.999.986 euros durante los 75 años de la concesión. También se estima que el valor actualizado de la edificación y áreas aledañas (pistas deportivas, garajes y almacenes), a efectos de reversión arrojaría una cifra de 4.527.3960 euros.

La empresa prevé una inversión superior a los 10 millones de euros para la construcción de ambos edificios. El objetivo es implantar un modelo de colegio anglo-francés, hasta el punto que se podrá estudiar un bachillerato íntegramente en francés o íntegramente en inglés.

El Ayuntamiento dice que «pone en valor parcelas en desuso»

El Ayuntamiento de Estepona ha sacado pecho de la adjudicación de estas dos parcelas recalcando que albergarán el primer colegio trilingüe de Estepona en un sector, el de Torrevigía, cerca del parque Selwo y la futura iglesia ortodoxa. Los terrenos están calificados como equipamiento educativo y social en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente.

Desde el Ayuntamiento señalan que una vez que finalice el plazo de concesión de 75 años los inmuebles que se hayan construido en la parcela revertirán al Ayuntamiento.

Las fuentes municipales indican que con este expediente «se pone en valor una parcela municipal que se encuentra en desuso en el extrarradio de la ciudad y que generará más ingresos para el Ayuntamiento». Además, la construcción de un centro docente de estas características permitirá seguir ampliando la oferta de educativa del municipio al mismo tiempo que creará nuevos puestos de trabajo y dinamizará la zona.

Añaden que tras la adjudicación de las parcelas, la empresa concesionaria tramitará la licencia de obras. Asimismo, asumirá la financiación de la totalidad de las obras a ejecutar sobre los terrenos objeto de concesión, incluso las obras de infraestructuras y urbanización.

Por otro lado, la empresa debe mantener en buen estado la porción de dominio público utilizada. Debe conservar las construcciones, instalaciones, y demás dotaciones del centro, así como mantenerlas en perfecto estado de funcionamiento, conservación y seguridad.