El primer hotel para gatos abre en Marbella

Vincenzo Giorgioni ha reconvertido su casa en Cat Suite Home/
Vincenzo Giorgioni ha reconvertido su casa en Cat Suite Home

Un vecino de San Pedro pone en marcha este concepto de negocio importado de Italia, donde los felinos tienen mini suites equipadas con todo lo que puedan desear

NIEVES CASTROMarbella

En Marbella puede encontrase casi todo, ahora también un hotel para gatos. Vincenzo Giorgioni, vecino de San Pedro, ha reconvertido su casa en un alojamiento para felinos, especialmente pensado para que los propietarios puedan dejar a su mascota en caso de tener que partir de viaje. Cat Suite Home se convertirá en el hogar del animal por el tiempo convenido a razón de 20 euros por día. El precio incluye pensión completa. Pero lo realmente curioso es que los gatos disponen de pequeñas suites individuales de madera muy luminosas y de lo más monas, con un ancho y largo de 1,30 centímetros y casi dos metros de altura que están totalmente equipadas. Dentro hay rascadores, cajón de arena, juegos, cama y cueva, además de comedero y cuenco para agua.

El negocio ha sido importado de Italia, donde ya funcionan en la zona de Milán tres hoteles de la cadena Cat Suite Home. En la localidad, en la frontera con Estepona, el establecimiento abrió hace escasos 10 días y en este corto periodo de tiempo, ya ha recibido tres gatos machos, una hembra y cuatro cachorros. El hotel sólo da empleo a Vincenzo, pero teniendo en cuenta que la capacidad de alojamiento es de hasta 15 gatos, el empresario contempla la contratación de hasta dos personas en los picos máximos de ocupación que espera en verano y Navidad, de modo que la ratio quede en un cuidador para cinco mascotas.

Vincenzo afirma con orgullo que en España no existe nada parecido por lo que en su web comercializa el negocio como «el primer hotel 5 estrellas para gatos». El dueño de la mascota debe rellenar un impreso en el que, entre otros detalles, figura el canal por el que prefiere recibir las fotos del animal, vía WhatsApp o Facebook, y el contacto del veterinario de confianza. El italiano explica que nada más recibir a estos peludos huéspedes ocupan sus casas de madera durante al menos dos días, evitando así que sufran el estrés del cambio de ambiente. Pasado ese tiempo la puerta se abre y el gato podrá deambular por las estancias de la casa de Vincenzo donde en cada rincón hay diferentes ambientes y juegos gatunos.

El único requisito de admisión es que el gato esté vacunado y esterilizado. Entre los servicios complementarios que ofrece se encuentra la recogida del animal en el domicilio o la posibilidad de asistirlo en la vivienda del propietario. En este caso el compromiso es de una visita al día.