Las cosas de Cañete

Por el puerto hay que llegar al Emir

Por el puerto hay que llegar al Emir
AGENCIA LOF

El VAR rearbitró dos veces en El Alcoraz, en un encuentro el que hasta el entrenador, Víctor Sánchez del Amo, falló en el Málaga

Paco Cañete
PACO CAÑETE

La noticia se publicó el viernes. Está relacionada con el engrandecimiento de nuestra ciudad: 'La familia real de Catar toma el mando del proyecto de la torre - hotel del puerto'. Para dar solidez al esperanzador anuncio, el alcalde, Francisco de la Torre, celebró una reunión con empresas del emirato y Ramón Calderón, expresidente del Real Madrid que está relacionado con aquella familia real en asuntos de empresas. Una buena nueva para nuestra tierra, y mencionando su relación con el mundo del fútbol, nuestra entidad representativa se encuentra en lamentabilísima situación por un familiar del primer dirigente catarí. Supongo que De la Torre y Calderón cambiarían impresiones del Málaga. Creo yo –no deja de ser una apreciación personal– que es una buena oportunidad de hacerle llegar al emir la verdad sobre el comportamiento de su allegado en la nefasta dirección del club, y del clamor popular que existe en nuestra ciudad contra él, y que necesariamente salpica inmerecidamente a aquel pujante estado. Bastaría un simple ruego del emir para que el 'señor de los cataplines' deje el club. Ramón Calderón, un hombre de fútbol, podría prestar su colaboración para llegar a la suspirada solución.

No me cansaré de repetir que esta Segunda es mala. Participan numerosos equipos mediocres que componen la relación de 22. ¿No podían ser cuatro menos por aquello de seleccionar?. A las pruebas del mismo Málaga y a sus adversarios hay que medir. Tras ocho encuentros ligueros, de lo peorcito, el Málaga visitó el jueves La Romareda en la que se enfrentó al único invicto de la categoría, el Zaragoza. Antes del choque se pueden imaginar las opiniones. Después… Vamos, que el Málaga actual debió ganar, y que el conjunto maño pareció uno más del montón que está en la cola.

De todos modos, merecimientos y peor suerte aparte, se dió la coincidencia por cuarta vez seguida que el portero del adversario no tuvo que realizar ninguna parada durante los noventa y tantos minutos de juego. Como es habitual en los que se enfrentan al Málaga. Tras el equipo de la ciudad del Ebro le siguió otro con parentesco regional, el Huesca, anteayer. Y ya puestos, ¿Por qué no continuar con el Teruel, que milita en el grupo XVII de Tercera? Total, por la calidad de fútbol apenas se hubiera notado.

Juego y resultados al margen, en pocas fechas la entidad tiene que desembolsar cinco millones, la menor cantidad hasta fin de año. La plantilla es la que es, como el entrenador. Menos mal que no paran de salir chavales de la cantera. Pero, ¿cómo se aportan los millones? El relevo en el timón está super cantado, más que los temas del paisano Pablo Alborán. El propietario hasta hoy tiene que salir deprisa para que otros puedan entrar. El Málaga tiene solera, prestigio y representa a una gran ciudad. Hasta ahora tuvo pretendientes a los que 'el de los cataplines' rechazó. El SOS es de gran tamaño y con el cartel de urgente.

Anteayer, en El Alcoraz, el primer comentario negativo surgió al conocer la alineación. Cinco cambios en relación a la formación que jugó en Zaragoza. Menos el obligado de Ismael, por lesión, los cuatro restantes no tenían explicación, sobre todo porque en La Romareda vimos al mejor Málaga hasta ahora, que ya es decir. Y no vengan con el cuento de las rotaciones, porque de la plantilla hay poco o casi nada donde escoger. Además, si en las primeras diez jornadas hay jugadores que no aguantan tres partidos en una semana… Apaga y lárgate. Hasta hoy se ha valorado el trabajo de Víctor con la plantilla que le han dejado. En esta ocasión se equivocó a la hora de confeccionar el titular. Enfrente tuvo a una formación que practica buen juego, pero sin remate. El domingo, después de una fase inicial disputada casi toda en terreno malaguista, en la continuación el VAR fue principal punto de atención. Dos consultas significaron un penalti en contra y la expulsión de Adrián que llevaba 10 minutos en el terreno. Todo un 'poema'. Sin un euro y sin equipo. El sábado, el líder en el campo de Martiricos. Hay que creer en los milagros.