«Lo que quiere LaLiga es que se ponga en marcha el plan de viabilidad»

FOTO: SALVADOR SALAS. VÍDEO. PEDRO J. QUERO.

El director deportivo y el responsable del Departamento Jurídico del Málaga defienden su trabajo y que las decisiones del club corresponden a su consejo de Administración

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Una hora de comparecencia, mucha expectación y pocos datos, escasa concreción. La esperada rueda de prensa del director deportivo del Málaga, José Luis Pérez Caminero, y del responsable del Departamento Jurídico y Recursos Humanos del club, Joaquín Jofre, no esclareció mucho acerca de las crisis institucional de la entidad de La Rosaleda ni de la nefasta gestión en el mercado de fichajes.

«Queríamos pedir disculpas por la celebración de la misma. Todos los aficionados y malagueños tenían el derecho de obtener una explicación del club de lo que ha ocurrido en los últimos meses«, comenzó diciendo Jofre en un tono esperanzador, pero luego todo se difuminó. Básicamente, insistió repetidas veces en el discurso de que el Málaga es una empresa que necesita »aumentar ingresos y reducir déficit, como cualquiera«. »Tenemos comunicación directa con el consejo de administración, se le viene informando de la situación financiera. Saben cuál es la realidad económica y del Málaga y el sentir de la ciudad, y están trabajando con una serie de asesores para solucionar la situación«, añadió.

Además, Jofre no negó que el Málaga pueda estar en riesgo de desaparición. «Si no se toma ninguna medida, que sería absurdo en una empresa que tiene déficit», apostilló como coletilla. «Se toman decisiones para que el club tenga supervivencia. Peligro hay, como en cualquier empresa». Asimismo, manifestó, que se «siente responsable de lo sucedido en función a su cargo».

Por su parte, José Luis Pérez Caminero se mostró contrario a que se pueda hablar de 'ridículo' en relación a la planificación deportiva: «No estoy de acuerdo en lo del ridículo. En ningún momento hemos hecho el ridículo. Hemos trabajado muchas personas para tratar de mantener el equipo hasta el cierre del mercado. Trabajamos para el Málaga y para mejorarlo. La situación que se dio no era la más idónea, pero cuando se trabaja en estos márgenes has de saber lo que puede suceder. Cuando estás en una situación como la que teníamos lo sabíamos. Lo que más me preocupa es haber dejado a tres jugadores sin poder jugar. Hasta ahora seguimos trabajando para que lo puedan hacer en algún mercado abierto«.

Además, dio a entender que no tenía desconocimiento de las situaciones que se fueron dando en función de las restricciones del tope salarial: «Puedo hacer un máster de la normativa de LaLiga. Como no se han dado operaciones deportivas que se podían dar, hemos ido bajando presupuesto hasta el ultimo día, cuando entendimos que al recibir una oferta por un jugador, como no íbamos a traer uno en su lugar, decidimos que no se iba«.

El mensaje de Caminero fue en un tono conciliador y reclamó unidad, y que los juicios lleguen al final del curso. «En estos momentos el club necesita más que nunca, el trabajo, el esfuerzo y la unión de todos. Nos jugamos deportiva e institucionalmente donde queremos tener al Málaga la próxima temporada. Luego, que se analice qué se ha hecho bien y qué no». Además, informó de que no se centran en la búsqueda de un portero en un fichaje a bajo coste que aún se puede cerrar (de un jugador sin equipo) y que los únicos mercados activos ahora cara a vender jugadores son los de Arabia Saudí, Emiratos Árabes y Catar (al menos, que puedan ofrecer pagos elevados)..

Finalmente, respecto a la polémica producida con el entrenador, Víctor Sanchez del Amo, por no recibir información de los 'transfer' de Lorenzo González y Benkhemassa, dijo: «Siempre he dicho que cada uno sabe cuál es su trabajo y cometido y pedir responsabilidades. Se han pedido responsabilidades de las personas que debieron hacer su trabajo. Sé los calentones que se pueden dar, pero las cosas internas del club se dicen dentro del club, como en todas las familias. Fuera hay que tener todos la misma cara de ilusión».