Veterinarios advierten del caso de un perro en Málaga «altamente sospechoso» de tener listeriosis

Veterinarios advierten del caso de un perro en Málaga «altamente sospechoso» de tener listeriosis

Se trata de un galgo de 10 años que ha mostrado «síntomas digestivos» tras ingerir carne contaminada

EP / BORJA GUTIÉRREZ

La Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE) ha informado del caso de un perro «altamente sospechoso» de haber contraído la listeriosis relacionada con el brote que ha provocado la alerta sanitaria, y que ya ha causado la muerte de 2 personas y casi 200 afectados.

Según los veterinarios, se trata de un galgo de 10 años de edad que ha mostrado «síntomas digestivos» tras ingerir carne contaminada. Los propietarios, una familia con varios afectados hospitalizados en Málaga a causa del brote, acudieron a un centro sanitario veterinario el pasado viernes por las sospechas de que su mascota pudiera estar infectada.

Delia Saleno, presidenta de CEVE, ha asegurado a este periódico que el animal se encuentra bien, «tuvo diarrea unos días, pero la familia no tenían constancia de que estaba infectado«. Según ha explicado Saleno se habría contagiado por ingesta de la carne mechada. «Afortunadamente es una bacteria que afecta menos a los perros. En este caso de Málaga, es un animal de 10 años y con esa edad su sistema inmunitario es más bajo, por lo que tiene más posibilidades de reproducir la listeria». «Ha sido tratado con antibióticos para liberar la carga bacteriana. Desde CEVE hemos querido mandar este mensaje sobre todo para avisar a aquellos dueños que convivan y compartan comida con las mascotas. Nuestra preocupación es por prevenir. Cuando se desecha la carne no hay que darla a las mascotas, ya sean perros o gatos. Entre otras cosas, se puede quedar en la cavidad oral y se puede propagar luego con los lametazos. También en las deposiciones, que quedan contaminados», agrega.

«Lamentablemente, es probable que sean más y que no todos sean detectados, dada la dificultad con la que nos encontramos para la recogida de las muestras y el procesamiento en los laboratorios clínicos veterinarios que no ofrecen pruebas diagnósticas más allá de cultivos bacterianos en muestras fecales. No disponemos de pruebas serológicas que nos faciliten hacer diagnósticos más precisos y tampoco de protocolos oficiales de actuación ante un caso sospechoso. Además, todos los costes de diagnóstico y tratamiento deben ser soportados por los propietarios (gravados con un IVA igual al de los productos de lujo) y no por las autoridades sanitarias, hechos que nos dificultan aún más la tarea», lamenta la presidenta de CEVE.

Por ello, ha añadido que a pesar de la sintomatología compatible que presenta el perro y sabiendo que consumió carne contaminanda en la misma fecha que el resto de la familia, en este caso el diagnóstico «no va a poder confirmarse laboratorialmente, y está siendo tratado de forma privada y ambulatoria con tratamiento sintomático y sin intervención de las autoridades sanitarias, a las cuales se les ha comunicado en caso».

CEVE «no entiende» que en la alerta sanitaria no se incluyeran advertencias sobre los riesgos que conlleva el consumo del alimento contaminado por parte de los animales de compañía. «Se ha hecho evidente el problema que supone contar con una sanidad humana y una sanidad veterinaria diferenciadas y dependientes de ministerios y consejerías diferentes, cuando existen más de 200 enfermedades infecciosas que los humanos y animales compartimos», concluyen.

Más