El tuitero denunciado por los padres de Julen eliminó los mensajes un día antes de declarar ante el juez

El tuitero denunciado por los padres de Julen eliminó los mensajes un día antes de declarar ante el juez

Camilo de Ory, que fue interrogado ayer por el magistrado, aseguró sentir «empatía» por los padres y que, más que disculparse, le gustaría «explicarles los tuits»

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

El titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid interrogó ayer a Camilo de Ory, el usuario de Twitter denunciado por los padres de Julen por el «trato degradante» de los mensajes que publicó a través de esta red social durante los 13 días que se prolongó el operativo de rescate en la sierra de Totalán.

Curiosamente, De Ory (Segovia, 1970) manifestó al magistrado que borró los mensajes de su cuenta este mismo lunes porque, dijo, fue tuvo conocimiento de la denuncia de los padres, según fuentes cercanas al caso. Sin embargo, el pasado abril, De Ory atendió a SUR y a El Español, que lo entrevistaron con motivo de su citación judicial. Si bien matizó que a él a no se lo habían notificado personalmente, sí que supo de la denuncia, al menos por los medios de comunicación. Aun así, como reconoció ayer, esperó al lunes para eliminarlos.

El usuario de Twitter tuvo que ir dando explicaciones al juez de cada una de sus publicaciones, que trató de justificar alegando que su intención era «literaria, humorística y de denuncia del circo mediático» que se había creado en torno al caso. Como ya hizo el pasado abril en declaraciones a este periódico, el usuario de Twitter dijo al juez que publicó los mensajes desde Madrid y que no pensó que los padres de Julen llegarían a leerlos. Aseguró sentir «empatía» por ellos, pero más que disculparse, indicó que le gustaría explicarle el contenido.