Sindicatos piden que se retire el programa de refuerzo educativo para el verano

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda. /FËLIX PALACIOS
El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda. / FËLIX PALACIOS

En la provincia de Málaga serán 43 los centros docentes, 16 de Primaria y 27 de Secundaria, y el alumnado beneficiario podría ascender a unos 18.000. La Consejería justifica que se utilizan fondos europeos que se habrían perdido

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Sindicatos de la enseñanza expusieron este lunes a responsables de la Consejería de Educación y Deporte su oposición al programa de refuerzo educativo estival, una de las primeras medidas anunciadas por Javier Imbroda al frente de este departamento que, sin embargo, no ha sido bien recibida por los sindicatos. Para tratar específicamente esta cuestión, la Consejería citó a los representantes sindicales en mesa sectorial extraordinaria, después de que en la celebrada el pasado 12 de abril los sindicatos se quejaran de no haber sido consultados antes de aprobar esta medida.

Tras la reunión, las organizaciones sindicales han solicitado la retirada de esta medida pues, entienden que «el plan no solucionará ni el fracaso ni el abandono escolar» y porque discrepan de las formas utilizadas por la Junta para su aprobación, «sin negociación previa», señalan en una nota conjunta. Por su parte, la Consejería de Educación informó de que los fondos europeos, de carácter finalista, con los que se financiará esta medida contra el abandono escolar temprano corrían riesgo de perderse.

Para el sindicato de profesores ANPE, este programa «carece de sustento pedagógico y su valor real no pasa de ser equiparable al de una colonia de verano de dos semanas de duración». Consideran desde este sindicato «un despropósito» pretender que los objetivos de prevención del abandono escolar, fomento del éxito educativo y mejora de competencias en materias instrumentales «puedan alcanzarse con unas pocas horas de refuerzo, desarrolladas bajo las inclemencias propias del mes de julio, en unos centros cuya infraestructura material no es la adecuada para el desarrollo de la actividad en periodo veraniego».

Desde Comisiones Obreras se asegura que «un programa de 15 días en julio no incidirá en el alumnado con mayores problemas de aprendizaje por ser solo testimonial y no actuar en la mejora del apoyo educativo durante todo el curso escolar en unas aulas que, en numerosos casos, cuentan con demasiados estudiantes». Y coincide en que erradicar el abandono educativo precisa de una mayor atención del alumnado, «lo que requiere profesorado de apoyo y refuerzo educativo, especialmente en asignaturas instrumentales como lengua castellana, matemática o inglés, y reducir el número de escolares por aula, especialmente numerosas en las grandes zonas metropolitanas andaluzas».

USTEA también ha criticado esta «política de hechos consumados» y la falta de negociación con los sindicatos. CSIF, por su parte, critica esta «imposición unilateral» y la falta de información, negociación y consenso. Para CSIF es necesario abordar el fracaso y abandono escolar con un plan integral que debe contener medidas de calado como: la reducción de ratios, los desdobles de grupos para algunas materias, la atención a la diversidad y los refuerzos con los recursos humanos necesarios, un aumento de plantillas en los centros, la detección precoz del alumnado con necesidades educativas específicas y seguir en la línea de mejora de la cobertura de las bajas para que se cubran a la mayor brevedad posible.

Plan plurianual

La viceconsejera de Educación y Deporte, y los directores generales de Recursos Humanos y de Atención a la Diversidad, Participación y Convivencia Escolar, Marta Escrivá, Juan Carlos Aunión y Daniel Bermúdez, han confirmado a los sindicatos que este programa experimental será evaluado, junto al PROA (Programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo en los Centros Docentes Públicos de Andalucía), para que sirvan de base para el futuro plan plurianual de refuerzo educativo.

También han informado de que el programa de refuerzo se financia, en su mayor parte (10,5 millones de euros) con fondos europeos de carácter finalista y concreto, es decir, una partida que no se puede usar para otro fin y que se podrían perder si no se utilizan para este programa.

Según ha informado la Consejería de Educación, está previsto que alcance a más del 40% del alumnado con necesidades de refuerzo educativo. En quinto y sexto de Primaria, este porcentaje se eleva por encima del 70%. El PROA llega actualmente a menos del 10% de los niños y niñas que necesitan refuerzo en Primaria y Secundaria durante el curso escolar.

18.000 beneficiarios en Málaga

En la provincia de Málaga, participarán de este programa de refuerzo educativo estival 43 centros docentes, 16 de Primaria y 27 de Secundaria, y el alumnado beneficiario podría ascender a unos 18.000. El coste real será de 120 euros por alumno y quincena, mientras que el coste para las familias será de 15 euros por alumno y quincena. El presupuesto total es de 12 millones de euros, de los que 10,5 corresponden a Fondos Europeos y 1,5 a la cuota que pagan las familias.

El horario será de 9 de la mañana a 14.00 horas de la tarde (no contempla servicios complementarios de aula matinal y comedor escolar). Se establecerán grupos de un máximo de diez alumnos para el refuerzo de las competencias en matemáticas y comunicación lingüística, y de un máximo de 15 en el caso del inglés. Ambos grupos se unen para el desarrollo de las actividades deportivas y de Educación Física, así como del tiempo de recreo.

Las familias interesadas en este servicio pueden solicitarlo a lo largo de esta semana, y hasta el 10 de mayo, por vía telemática en la web de la Consejería de Educación y Deporte.