Jacobo Bono: «Tengo muchas ganas de votar, estoy muy ilusionado»

Jacobo Bono posa en el colegio electoral/Juan Soto
Jacobo Bono posa en el colegio electoral / Juan Soto

A sus 37 años, este discapacitado intelectual ha podido votar por primera vez gracias a un cambio normativo

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Jacobo tiene 37 años pero se ha estrenado en estas elecciones municipales. A pesar de estar interesado en la actualidad y querer decidir lo que pasa en su vecindario, nunca ha podido depositar su voto en la urna para elegir al alcalde de su ciudad. Y por eso llega al colegio electoral con una gran sonrisa y un gesto de responsabilidad. Natural de La Línea pero residente en Málaga desde hace 15 años, Jacobo padece una discapacidad intelectual del 65% y está incapacitado judicialmente, por lo que un cambio normativo le ha permitido ejercer su derecho al voto por primera vez en su vida. «Tengo muchas ganas de votar, estoy muy ilusionado», repite varias veces.

Este vecino de la capital, que reside en uno de los centros de la Asociación Malagueña en favor de las personas con discapacidad (CEPER), ha acudido a votar al colegio Salvador Allende, en Puerto de la Torre, y se ha mostrado muy interesado en participar en este proceso democrático desde que recibió su primera tarjeta censal. «Tengo muchas ganas de ir porque nunca he votado y me gustaría elegir», explica. Para él, que se deja llevar mucho por la imagen de los candidatos, es también importante elegir a alguien que «que suba las pagas y que dé más trabajo porque hay muchos problemas». Acompañado de diferentes compañeros del centro, que han votado en otro colegio, ha depositado su voto con una sonrisa y sin soltar el DNI. «Estoy nervioso, pero es normal, ¿no?».

Cristina, la directora del centro donde él vive, explica que para facilitarles su derecho al voto han elaborado unos programas de lectura fácil y han realizado varios talleres durante las últimas semanas para que ellos puedan elegir con todo el conocimiento necesario. «Ellos se dejan llevar mucho por la imagen, pero queremos que sepan qué es lo que van a votar». Y por ello explica que algunos quieren más parques, otros que aumenten las pensiones que reciben -«que son mínimas» o incluso que se creen más puestos de trabajo. «Este cambio en la ley es muy importante porque lo principal es que ellos puedan decidir si quieren o no votar».