La familia de Lucía Vivar lleva a la Feria de Málaga la recogida de firmas para la reapertura de la causa penal

Feriantes acuden al stand de la familia de Lucía Vivar en el real. /Francis Silva
Feriantes acuden al stand de la familia de Lucía Vivar en el real. / Francis Silva

Un stand informativo permanece abierto desde el mediodía hasta la noche. Ya han conseguido reunir más de 100.000 apoyos

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La campaña de recogida de firmas que la familia de Lucía Vivar, la menor que falleció tras desaparecer de noche hace dos años en Pizarra, se ha trasladado a la Feria de Málaga. Desde el inicio de las fiestas, un stand informativo se mantiene abierto desde el mediodía hasta la noche para informar a los visitantes de que pretenden reabrir la causa penal por la muerte de la pequeña. Están ubicados en el acceso por la portada pequeña del real, cerca del Centro de Exhibición Ecuestre.

Este stand es el mismo que se coloca la mayoría de días en la puerta de la Ciudad de la Justicia y que la familia suele montar en eventos de distinto calado, como en el reciente concierto de Jennifer López en Fuengirola, para «aprovechar» la afluencia y conseguir la solidaridad de la sociedad malagueña. Desde la familia aseguran a SUR que ya han superado las 100.000 firmas, por lo que «pronto» las depositarán en el juzgado como argumento de peso para reabrir la causa penal (la civil permanece abierta).

Esta proceso se archivó junio de 2018, antes de que se cumpliera un año del suceso. La juez del Juzgado de Instrucción número 10 de Málaga firmó un auto de sobreseimiento después de que, unos meses antes, la propia Fiscalía solicitase el archivo provisional del caso ya que no había pruebas suficientes para acreditar la existencia de un posible delito.

La familia recurrió ese auto, pero el recurso fue desestimado de forma definitiva en febrero, mes en el que la campaña de recogida de firmas cogió impulso. Desde la familia explican que el apoyo de la gente es «total», y que en cuanto recuerdan el caso no dudan en firmar. La campaña está encabezada por la mano negra sobre fondo blanco que se convirtió en símbolo de este caso y una serie de textos y mensajes que resumen los argumentos legales de los padres de Lucía Vivar para reabrir el caso, entre ellos la petición denegada de realizar determinadas pruebas. La familia confía en que la Audiencia Provincial de Málaga acepte las firmas para reabrir la instrucción del caso y se acepten las pruebas solicitadas.

Temas

Sucesos