Cierran el colegio Cayetano Bolívar de Santa Rosalía por una plaga de pulgas

Vista del Colegio Cayetano Bolívar este jueves. / Pedro J. Quero

Madres y padres lamentan la escasa información y piden que el domingo las votaciones se trasladen a otro centro

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Madres, padres y muchos niños se han concentrado esta mañana ante el colegio Cayetano Bolívar, en Santa Rosalía-Maqueda, para protestar por la plaga de pulgas que afecta al centro y que ha ocasionado que muchos niños estén faltando de manera intermitente a las clases. Esta mañana, por ejemplo, de los 496 niños y niñas matriculados desde Infantil a Primaria solo han acudido a clase 70.

Los padres y madres se quejaban de la falta de información. De hecho, aseguran que del cierre del colegio mañana se han enterado por la información publicada por SUR. Gloria Prados, que tiene a sus tres hijos en el colegio, actúa de portavoz de las familias afectadas. Como ha avanzado este periódico, explica que ya el jueves pasado se realizó una fumigación, después de comprobar que varios niños tenían picaduras. Los técnicos inspeccionaron el recinto y encontraron gatos que pueden actuar de transmisores de los insectos.

Según han explicado a la puerta del colegio, se realizó la fumigación el jueves por la tarde, y el viernes los niños acudieron al centro. «No se podía estar, vinieron 15 y los padres recogieron a 11, solo quedaron cuatro esa mañana porque el ambiente era irrespirable». Otro padre apunta que la fumigación no se ha realizado de manera adecuada, ya que no se han respetado los plazos y al volver a abrir a las pocas horas el tratamiento ha sido ineficaz. Por esto, el lunes se vuelven a encontrar pulgas. Y, apuntan, en mayor número. «Las tenemos desde la planta de arriba hasta abajo, en la biblioteca, en el comedor, despachos, y en las aulas prefabricadas», señala Macarena Durán, de la AMPA El Acebuche. 

El miércoles se vuelven a reunir dirección, junta de distrito y responsables de la Delegación de Educación. Y el miércoles se decide realizar una nueva fumigación, en la tarde de este jueves, y esta vez sí cerrando el colegio este viernes.

Un niño muestra sus picaduras.
Un niño muestra sus picaduras. / SUR

Los padres y madres consideran que el colegio no debería abrir sus puertas este domingo electoral, para que el tratamiento sea más efectivo.

Comentan que casi todos los años hay problemas con las pulgas, pues hay zonas del centro donde no se limpia adecuadamente y, sobre todo, hay un antiguo escenario, de obra, que no se usa, pero que sirve de albergue y zona de cría para muchos gatos. «Pero este es el primer año en que hay una auténtica plaga, afectando a muchos niños, que llegan a casa con las pulgas», comenta Gloria.

Por otra parte, una madre muestra un informe médico de un escolar en el que se indica que ha tenido picadura de una garrapata. «Tenía fiebre alta, no sabíamos le motivo. En el centro de salud localizaron la garrapata en la cabeza, cerca de la oreja», explica.