Los juzgados suspenden las sentencias sobre cláusulas suelo a la espera del Supremo

La maquinaria judicial se encuentra totalmente parada a la espera de la resolución del Alto Tribunal. /
La maquinaria judicial se encuentra totalmente parada a la espera de la resolución del Alto Tribunal.

La maquinaria judicial está parada a la espera de que se hagan públicos los fundamentos del Alto Tribunal, pues sientan jurisprudencia

ALVARO FRÍAS

Hace semanas que en los juzgados de Málaga no se dicta ni una sola sentencia en procesos judiciales relativos a demandas por cláusulas suelo. La razón no es otra que los magistrados están a la espera de que se haga pública una resolución del Tribunal Supremo sobre estos casos, para conocer así la postura tomada por el Alto tribunal sobre estos asuntos, ya que ésta sienta jurisprudencia. A partir de ese momento comenzarán a resolver siguiendo esa misma doctrina, evitando de esta manera, entre otros aspectos, que las partes implicadas tengan que acudir a apelaciones innecesarias, según informaron a este periódico fuentes judiciales.

Esta situación surge después de un anuncio del Tribunal Supremo emitido a finales del pasado mes de febrero, en el que reafirmaba la doctrina por la que se declaraba la nulidad de las cláusulas suelo. Pese a ello, también se matizaba que el efecto restitutorio de las cantidades ya pagadas de más por este punto del contrato hipotecario se producirá solo desde el 9 de mayo de 2013.

Los Juzgados de lo Mercantil, colapsados desde hace años por el volumen de asuntos

Con el inicio de la crisis económica, los Juzgados de lo Mercantil de Málaga han tenido que hacer frente a un volumen de asuntos que es inasumible, por lo que se han visto completamente desbordados. Así, los dos únicos juzgados de este tipo con los que cuenta toda la provincia se encuentran totalmente colapsados.

Desde hace tiempo, son muchas las organizaciones que vienen quejándose de esta situación y exigiendo unos refuerzos que nunca llegan a hacerse efectivos. Entre ellos se encuentra el máximo representante de los jueces de la capital, José María Páez, quien viene diciendo que, con el nivel de trabajo que presentan actualmente, harían falta hasta diez Juzgados de lo Mercantil para asumir el trabajo que se genera en la provincia.

También vienen denunciando la situación de estos juzgados los abogados malagueños. Su máximo representante, Francisco Javier Lara, asegura que el colapso es absoluto, y que ya se están señalando los juicios para 2018. «Esto hace que sea inviable dar una solución a cualquier empresa o familia inmersa en estos asuntos», apunta.

El decano de los letrados también propuso la creación de un Juzgado de lo Mercantil en la Costa del Sol, lo que ayudaría a descongestionar el trabajo en los dos con los que cuenta la capital.

A través de un comunicado se explica que esta resolución se refiere a la sentencia emitida en la citada fecha, en la que se condenaba a BBVA, Cajamar y Novacaixagalicia. El Alto Tribunal reiteraba sus argumentos tras analizar un recurso, y recordaba la falta de trasparencia de las entidades respecto a las cláusulas suelo.

Sin embargo, el problema se encuentra en que hasta ahora el Supremo solo se ha pronunciado a través de un comunicado y aún se desconoce el contenido de la sentencia. Por lo tanto, se han dejado de emitir resoluciones sobre cláusulas suelo en Málaga, ya que son procedimientos que podrían verse afectados por la decisión del Alto Tribunal, ya que los Juzgados de lo Mercantil de la capital, que son los que se ocupan de estos casos, están condenando a las entidades bancarias a restituir las cantidades pagadas de más desde el inicio de la aplicación de este punto del contrato hipotecario y no desde el 9 de mayo de 2013.

Así lo explica el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Málaga a través de una providencia, en la que se expone el por qué ha acordado la suspensión del plazo para el dictado de las sentencias. Mientras tanto, en el Juzgado de lo Mercantil número 1, el otro con el que cuenta toda la provincia para estos casos, no se ha visto afectado por esta situación. Fuentes judiciales explicaron que los magistrados de esta sala están atendiendo otros asuntos que no están relacionados con las cláusulas suelo, sobre los que han hecho un parón de meses, por una mera cuestión organizativa.

La responsable de la sección de Derecho Bancario del Colegio de Abogados de Málaga, Yolanda González Guerrero, aseguró que la forma de proceder del Tribunal Supremo ha creado una situación de inseguridad jurídica. Al respecto, manifestó que el hecho de que haya un comunicado sin que se conozca aún la sentencia provoca que toda la maquinaria jurídica esté paralizada, a la espera de saber la fundamentación en la que se ha basado el Alto Tribunal para su resolución.

«Al contrario de lo que pueda parecer, el hecho de que el Juzgado de lo Mercantil número 2 haya dejado de dictar sentencias es algo bueno», afirmó la letrada. «Es una postura prudente en la que se mira por el ciudadano», apuntó.

De hecho, fuentes del citado juzgado insistieron en que la intención de los magistrados con esta decisión es evitar daños a las partes implicadas en estos procesos judiciales.

Dinero y tiempo

El principal contratiempo serían las apelaciones innecesarias, a las que recurrirían las partes si ahora el Juzgado de lo Mercantil resuelve en un sentido y unas semanas después el Supremo lo hace en otro. «Son costas y un tiempo que transcurre que tanto el ciudadano como el banco se ahorran», añadieron las fuentes.

Por ejemplo, las personas que soliciten una ejecución provisional de la sentencia también podrían verse afectadas. Si en Málaga se dice que la devolución de las cantidades pagadas de más es desde el inicio de la aplicación de la cláusula suelo y el Supremo establece que esto solo puede ser desde el 9 de mayo de 2013, el ciudadano tendría que pagar la diferencia a la entidad.

«Ahora mismo está todo cogido con pinzas», apuntaban fuentes del Juzgado de lo Mercantil número 2 de la capital, que defendieron el parón en el dictado de las sentencias. Y es que, entre otros aspectos, se desconoce hasta si la resolución del Supremo solo va a afectar a las tres entidades condenadas el 9 de mayo de 2013 BBVA, Cajamar y Novacaixagalicia o a todas.

Sin embargo, en los juzgados malagueños no van a esperar eternamente al Alto Tribunal. Las fuentes manifestaron que, si después de Semana Santa aún no se ha hecho público el contenido de la sentencia, se estudiará volver a dictar resoluciones. Pese a ello, si cualquier parte lo solicita, la sala resolverá antes.