La zona este coge fuerza como ubicación del nuevo hospital del SAS

Una imagen de los aparcamientos del Hospital Civil, donde estaba proyectada la construcción del nuevo centro. /Francis Silva
Una imagen de los aparcamientos del Hospital Civil, donde estaba proyectada la construcción del nuevo centro. / Francis Silva

El delegado de Salud se reunirá con Juanma Moreno para ultimar el proyecto y estudiar la funcionalidad de la infraestructura sanitaria

Matías Stuber
MATÍAS STUBER

Sin nuevo hospital para Málaga no hay paraíso. Eso lo tiene claro el actual Gobierno de la Junta de Andalucía. Fue la gran promesa electoral de Juanma Moreno para la capital y no podrá relajarse hasta que no vea los primeros movimientos de tierra. Aunque los terrenos del Civil estaban destinados a ubicar la deseada infraestructura sanitaria, en la Consjería de Salud se ha producido un cuestionamiento sobre la idoneidad de levantar el hospital sobre esta parcela. Como ya se ha informado, en estos momentos se están estudiando ubicaciones alternativas y fuentes de la Consejería de Salud señalan que la zona este está cogiendo fuerza como emplazamiento alternativo.

El cambio de criterio, después de que ya se produjera la cesión de los terrenos por parte de la Diputación, se justifica en la posibilidad de redimensionar el hospital con respecto al proyecto inicial. El consejero de Presidencia de la Junta, Elías Bendodo, anunció este lunes, en Málaga, que se estaría estudiando elevar la capacidad del futuro hospital para que supere las 800 camas estipuladas y pase del millar. En la Junta dudan ahora que el espacio que ofrece la zona de aparcamientos del Civil sea suficiente y pueda cumplir con los requisitos para que todo encaje sin fisuras y sin generar problemas futuros. «Ya teníamos dudas de antemano. Ahora, tenemos más. Ahí cabe cualquier cosa si tú haces un edificio de 30 plantas. Pero eso no es funcional. Eso tiene unos costes brutales de mantenimiento. No sería un edificio amable. Eso es una brutalidad y no vamos a hacer una brutalidad», aseguran las mismas fuentes.

El cambio de emplazamiento del nuevo hospital supone, de entrada, un giro de 180 grados sobre la hoja de ruta marcada. Pero también tiene cierta carga política, ya que equivaldría a romper con el trabajo desarrollado por el grupo de expertos a los que el exconsejero de Salud del anterior Gobierno socialista, Aquilino Alonso, encargó la confección del proyecto del hospital en cuestión. Ese grupo estuvo integrado por cerca de medio millar de sanitarios y se bregó durante dos años bajo la supervisión del médico José Luis García de Arboleya. García de Arboleya, cabe recordar, fue consejero de Salud durante la época del expresidente Manuel Chavés.

«Estamos hablando con todos los grandes profesionales de la medicina malagueña. Jefes de servicio, que son todos muy buenos. Gente brillante. Vamos a trabajar sobre un plan funcional. El actual plan funcional lo hizo el equipo de Arboleya, pero se redactó hace años. O, por lo menos, tiene dos años de cocina. Vamos a adecuarlo. Cuando nos hemos metido en la vorágine, nos hemos dado cuenta de que podemos hacer algo mejor», se señala. Lógicamente, un hipotético cambio de ubicación hacia la zona este de la capital hace que se cuestione por el emplazamiento exacto que se está analizando ahora en la Junta.

Al respecto, no hay nada cerrado, pero se contaría con diversas alternativas: «Se están contemplando varias opciones. Muy fiables. No es lo mismo hacer un hospital en un sitio donde se ve el mar o hacerlo en un sitio donde no se ve. El mapa ofrece varias posibilidades».

De la Torre toma partido

Una parte en la búsqueda de una nueva ubicación para el hospital es el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. El propio regidor confirmó este lunes que la Junta le había pedido colaboración y las fuentes consultadas ratifican que su implicación es de primer nivel: «Está hablando con el consejero de Salud y con el presidente de la Junta».

Mientras tanto, los dirigentes políticos así como los responsables de Salud en Málaga insisten en un mismo mensaje: «Vamos a tener noticias muy buenas sí o sí». En este sentido, hay una «reunión inminente» de Moreno con el delegado de Salud en Málaga, Carlos Bautista, a la que asistirá también el consejero de Salud Jesús Aguirre. Está prevista para mañana o para el jueves de la semana siguiente en Sevilla, aunque el día podría cambiar en función de los acontecimientos y unas agendas que no dejan lugar al asueto.