La vuelta al cole en clave política

El 'pistoletazo de salida' en el Parque. /P. R. Q
El 'pistoletazo de salida' en el Parque. / P. R. Q

Pérez lleva una carrera acelerada por subir en popularidad. Torralbo se reincorporaba ayer y se barrunta que pudiera hacer 'un Manuela Carmena'. Zorrilla espera revalidar su trabajo en la unión con Podemos para las elecciones. Cassá se incorpora con tranquilidad y el alcalde, a su ritmo

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

En el Ayuntamiento reina una extraña calma chicha tras el verano. Parece como si el asueto todavía no hubiese tocado a su fin y los concejales se desperezasen en la vuelta al cole del curso político. En el Parque, justo enfrente de la Casona, siguen los dos bidones blancos de hormigón, la medida de seguridad impuesta para frenar los temibles atentados en camión del Daesh, que con el tiempo parece otra cosa. Podría ser la salida y meta de las elecciones municipales, que aunque no se lo crean, están al caer en el mes de mayo de 2019. Más adelante, 'el rosal del alcalde', metáforas aparte, sigue sin despuntar.

El portavoz de IU, Eduardo Zorrilla, que está a punto de ser llamado para cruzar el Estrecho con algunos compañeros de su grupo de nado en el mar Aliquindoi. Explicaba en julio que aunque suene jocoso, lo cierto es que para él es cien veces peor unas elecciones que aventurarse en Alborán, un mar revoltoso que podría llevarle veinte kilómetros cruzarlo, según las corrientes, y siete horas de nado (con paradas para comer, se entiende).

En fin, en su ordenador personal una noticia curiosa donde las haya:«La sorprendente técnica militar para dormirse en sólo dos minutos». No me digan que leer el titular de por sí ya es estresante. Pero curiosamente es lo contrario: hacerlo con técnicas de relajación, la que van a necesitar todos en este  trayecto hasta mayo. Él se muestra tranquilo, y espera revalidar su trabajo en la futura unión con Podemos cara a las municipales. Lo cierto es que gran parte de los concejales llegarán al final del mandato, pero luego no tendrán que batirse el cobre en las elecciones. Los que se caigan de las listas.

Por eso, el portavoz socialista Dani Pérez decía ayer, con retranca, que los populares están más atentos a su 'situación personal' que a trabajar por la ciudad, en la que ahora dice que le hace falta aire fresco, pero antes fue el rejuvenecimiento de la política, o Todo Málaga, en esa sucesión de lemas que va usando el candidato socialista para darse a conocer y subir su índice de popularidad, aunque a estas alturas de la película no pretenda tener el 98% de conocimiento del alcalde Francisco de la Torre. ¿Cómo después de 18 años de regidor todavía un 2% de malagueños puede no saber quién es? ¿Serán los porcentajes erróneos de la demoscopia o es verdad que viven en otro mundo?

Así está Pérez, liado con la limpieza, la educación a los ciudadanos y las multas a los que ensucien, que lanzaba anteayer a los cuatro vientos en un desayuno de trabajo con la prensa. La concejala limasera Teresa Porras se reía jocosa diciendo que llegaba tarde, pero al mismo tiempo le alababa porque había cambiado de actitud. «Ha dejado de echarle la culpa a los trabajadores de Limasa, que trabajan mejor que nunca y están más a gusto que nunca;animo a que les hagan una encuesta. Dani ha empezado a darse cuenta de que fallan los ciudadanos cuando no son capaces de mantener la calle limpia». La puntilla fue que Porras se jactó de que la municipalización de Limasa va por buen camino y que se van a dar el gusto de acometerla antes de que acabe el mandato municipal. Hablando de nervios, la superconcejala es de las pocas que está la mar de tranquila, aunque no vaya a cruzar el Estrecho, en lo que a las listas se refiere:tiene su puesto asegurado.

La comidilla estaba también en que la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, puede ir camino de hacerse un 'Manuela Carmena', es decir presentarse con Málaga Ahora por su cuenta y sin Podemos. En la negociación con el partido morado, entre bambalinas, Torralbo habría pedido, según ha podido conocer este periódico, tener dos concejales en puestos de salida y dos técnicos para poder confluir. Aducirían que ser los valedores de la Casa Invisible les suma unos 15.000 votos, y estiman su suelo electoral en 20.000, lo que grosso modo podrían ser esos ediles que piden. En esas andan, pero estos días hay colgado un cartel en su puerta muy descriptivo:«Juntas hacia 2019», con su logo y una manifestación a las puertas del Ayuntamiento.

El portavoz naranja, Juan Cassá, anda exultante con la futura llegada de un quinto hijo y se toma la 'rentrée' de forma relajada. Se ha puesto en marcha esta semana y ya veremos el movimiento. Y el alcalde... el alcalde siempre sigue sus propios tiempos y obliga a los suyos a que bailen a su son. Ayer por la mañana debieron pitarle mucho los oídos porque le pusieron verde por no asistir a la comisión investigación de los expedientes caducados de Urbanismo y delegar en el gerente, José Cardador. Después de que ayer la exjefa Teresa Domingo dijera que De la Torre conocía todo de primera mano por reuniones que tuvo con él –incluidas en su agenda en la web–, empieza a quedarse sin excusas coherentes. En la Gerencia le llaman el 'concejal de Urbanismo in pectore'. Desde que lo fue en 1995 parece que no ha dejado de serlo ni un solo instante.

El rosal del alcalde sigue sin despuntar.
El rosal del alcalde sigue sin despuntar. / P. R. Q.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos