La unión de tecnologías en medicina estética ofrece resultados más naturales

Pedro Luis Gómez, Raquel Moreno, Fernando Urdiales y Francisco Cañadas, ayer. / Germán Pozo | Vídeo: Pedro J. Quero

«Todos tenemos la necesidad de sentirnos bien con nuestra imagen», dice Raquel Moreno en el ciclo 'Ciencia y salud' de la Fundación Unicaja y SUR

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Desde el paleolítico, el ser humano se ha preocupado por la belleza. A lo largo de la historia han ido cambiando los cánones, pero se ha mantenido invariable el deseo de tener un buen aspecto y de gustar a los demás. «Todos tenemos la necesidad de sentirnos bien con nuestra imagen y de mantenernos jóvenes», puso de manifiesto ayer Raquel Moreno Pentinel, experta en medicina estética y especialista en técnicas de antienvejecimiento, que pronunció la conferencia 'Estética, de lujo a necesidad', dentro del ciclo 'Ciencia y salud', que organizan la Fundación Unicaja y SUR. En su disertación destacó los importantes avances habidos en los tratamientos de medicina estética e hizo hincapié en que la combinación de tecnologías ofrece una perspectiva más global y optimiza los resultados, que son más naturales.

La mayor efectividad y seguridad de los tratamientos que se emplean en medicina estética han logrado que los pacientes, una vez que se aplican las terapias, tengan una imagen más natural. «Lo que las personas que recurren a nosotros quieren es que, en vez de preguntarles qué se han hecho, les digan que se les ve muy bien», dijo la doctora Moreno Pentinel. Esta experta fue presentada por el director médico y propietario del Instituto Médico Miramar, Fernando Urdiales. El acto contó con la participación del responsable de Publicaciones y Premios de la Fundación Unicaja, Francisco Cañadas. El debate posterior a la conferencia fue moderado por el director de Publicaciones de SUR, Pedro Luis Gómez.

«Nunca hay que prometer a los pacientes resultados por encima de lo que se puede obtener»

Raquel Moreno indicó que a la estética se la ha rodeado con un halo frívolo cuando es una parte de la medicina que cumple un cometido destacado para que las personas se sientan bien con su imagen. «¿Qué es la belleza?», se preguntó Raquel Moreno. Y respondió que es un concepto bastante abstracto. A ese respecto, citando a Tomás de Aquino, significó:«Lo bello es todo lo que agrada a la vista». Y añadió:«La belleza es una percepción subjetiva que nos produce una sensación agradable». Esta especialista en medicina estética reflejó que hasta los niños menores de dos años se dan cuenta de la belleza. Así, los bebés miran durante más tiempo el rostro de las personas guapas.

La doctora Moreno Pentinel reseñó que salud y juventud son dos términos estrechamente ligados a la belleza. Según indicó, lo agradable a la vista tiene también connotaciones morales. Para hacer más claro el concepto se refirió a los cuentos infantiles en los que las princesas son guapas y las brujas, feas, mientras que en cine los héroes son apuestos y los villanos, repulsivos.

La doctora Moreno Pentinel, durante su intervención.
La doctora Moreno Pentinel, durante su intervención. / Germán Pozo

Una vez hecho un repaso por la historia de la belleza a través de las distintas épocas, Raquel Moreno se refirió al crecimiento que ha experimentado la medicina estética, que ha dejado de ser solo para una élite de la población para llegar a todas las clases sociales, lo que ha traído consigo el aumento de la demanda de los tratamientos. En 2017, casi la mitad de las mujeres se habían sometido en España a una terapia estética, así como el 18,4 por ciento de los hombres. Los motivos de ese aumento tienen que ver con el papel clave que juega el aspecto físico en la sociedad y con la autoestima de las personas, sin olvidar que en las relaciones sociales el físico es una carta de presentación («las personas guapas son mejor aceptadas») y que la buena imagen también influye en el trabajo hasta el punto de que la gente con mejor aspecto, en algunos casos y profesiones, tiene un salario superior.

La doctora Moreno Pentinel subrayó que como la longevidad es mayor, las personas no se resignan a verse mal físicamente, por lo que acuden a la medicina estética, una decisión que también comparten los jóvenes, que desde muy pronto se preocupan por mejorar su imagen. La conferenciante aseguró que el futuro de la medicina estética es saludable, ya que las técnicas son cada vez menos invasivas, más seguras, eficaces y ofrecen unos resultados mejores y más naturales. «Tener una buena imagen nos hace pisar fuerte», afirmó Raquel Moreno, que se refirió a que odia las falsas expectativas y que jamás aplica un tratamiento si cree que no debe hacerlo. «Nunca hay que prometer resultados por encima de lo que se puede obtener», apostilló esta experta.

«La Costa del Sol se ha convertido en una ciudad sin ley con gente con títulos falsos»

Para ejercer la medicina estética, ademas de ser licenciado o graduado en Medicina, hay que tener un máster universitario o una acreditación emitida por un colegio de médicos, así como disponer de una formación adecuada. Sin embargo, el intrusismo profesional sigue causando estragos. Así lo dijo ayer el director médico y propietario del Instituto Médico Miramar, Fernando Urdiales, durante el coloquio que se desarrolló tras la conferencia de Raquel Moreno Pentinel. «La Costa del Sol se ha convertido en una ciudad sin ley, a la que viene gente con títulos falsos de médico». Eso está creciendo como setas, aseguró Urdiales.

Este experto en medicina estética criticó que las autoridades no tomen medidas contundentes para acabar con las prácticas fraudulentas. «La Asociación de Médicos Estéticos de Málaga hemos contratado detectives y hemos aportado pruebas a la Justicia de prácticas ilegales y del uso de productos no autorizados», manifestó Fernando Urdiales. A ese respecto, recomendó a los pacientes que se aseguren bien de en manos de quién se ponen. «El consumidor debe saber adónde va y debe buscar calidad», afirmó el doctor Urdiales. Por su parte, Raquel Moreno lamentó que no se investigue de forma suficiente el intrusismo laboral en el campo de la medicina estética. Tanto Urdiales como Moreno Pentinel recalcaron que los buenos profesionales cumple con todos los requisitos legales y sanitarios en el ejercicio de la medicina estética. Ambos destacaron la importancia de diagnosticar bien a los pacientes.