Uber y Cabify convierten McDonald's en su 'parada' del Real de la Feria de Málaga

Uber y Cabify convierten McDonald's en su 'parada' del Real de la Feria de Málaga

Los viales del entorno del restaurante se convierten en centro de operaciones de los VTC durante la feria para dejar y recoger clientes al tener prohibido el acceso al real

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El entorno del McDonald's situado junto a la salida de la autovía en dirección al recinto ferial, en la avenida María Zambrano, se ha convertido en el centro de operaciones de los vehículos de transporte con conductor (VTC) para dejar y recoger usuarios que hayan precontratado sus servicios ante la imposibilidad de poder acercarse más al real de Cortijo de Torres debido a las restricciones de tráfico. Estos coches que operan a través de plataformas como Uber y Cabify siguen teniendo vetado el acceso por el tramo reservado para el transporte público del Camino de San Rafael, y seguirán sin disponer de una parada junto a alguna de las portadas del recinto como pretendían, pero los conductores están pudiendo cargar y descargar de una forma más o menos organizada a ambos lados de la avenida María Zambrano, especialmente en la primera rotonda del polígono Alameda, donde además del restaurante de comida rápida también hay un supermercado y una estación de servicio. Otra opción es la calzada de enfrente, junto al centro de la aseguradora Mapfre.

Durante el día pueden moverse con mayor libertad y llegar prácticamente a la portada norte, pero por la noche tienen prohibido el acceso, al tener la misma consideración que un vehículo particular. Es decir, que deben trabajar fuera del perímetro de seguridad delimitado por la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía.

«Nos deja igual de lejos que si viniéramos en nuestro coche, pero así no tenemos que conducir a la vuelta», comentaban anoche un grupo de chicas tras bajarse de una de estas berlinas negras. Aunque a los usuarios les toca dar un paseo hasta llegar a las casetas, desde la patronal Unauto-VTC se muestran parcialmente satisfechos con esta salida. «No podemos entrar dónde queríamos, pero se trata de intentar normalizar la situación este año, ya que hay un gran movimiento de vehículos y la operativa hay que hacerla de forma coordinada», afirman fuentes de la asociación que aglutina a las empresas de coches de alquiler con conductor, quienes aún así advierten de que cara al año que viene se volverá a abordar su acceso al recinto ferial con el Ayuntamiento «porque el VTC es una realidad y hay que darle la misma consideración que al autobús, al taxi o a los coches de caballos». En este sentido, ponen el ejemplo de la Feria de Sevilla, cuyo plan de movilidad incluye la reserva para los VTC de un carril de circulación en uno de los accesos al recinto ferial.

Los VTC tienen las mismas restricciones de tráfico que los coches particulares

Como ha venido informando este periódico, el Ayuntamiento ha dado a estos coches el mismo tratamiento que uno particular a la hora de moverse por los alrededores del real, por lo que se ven afectados por las mismas restricciones al tráfico que cada tarde se implantan en el entorno. Una decisión que desde el Consistorio tratan de desligar del conflicto existente entre taxis y VTC amparándose en motivos de seguridad. «No es una cuestión de tráfico, sino de que hay en marcha una operación conjunta con el Cuerpo Nacional de Policía y no se permite entrar a nadie dentro de la zona de seguridad salvo los vehículos de emergencias y los autobuses y taxis hasta donde tienen la parada. Los VTC, al igual que puede ocurrir con los autobuses privados que llevan a personas mayores o con los camiones de reparto de mercancías, no pueden entrar a partir de una determinada hora en ese perímetro de seguridad», exponía hace unos días el concejal del ramo, Mario Cortés, incidiendo en que los policías locales «no pueden estar pendientes en esos momentos de dónde va cada coche».

¿Y cuál es el límite de esa franja de seguridad? El que está señalizado con vallas policiales porque a partir de ahí parte de los viales de circulación son usados por los peatones. Por ello, la opción más factible que han encontrado los VTC es hacer una parada rápida junto al McDonald's.