Taxistas protestan ante la Junta para exigir una regulación de los VTC

Concentración de taxistas esta mañana./Ñito Salas
Concentración de taxistas esta mañana. / Ñito Salas

Unos doscientos conductores participan en una concentración para reclamar a Fomento que acelere sus propuestas para limitar la actividad de Uber y Cabify

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Taxistas malagueños se han concentrado este lunes ante la sede provincial de la Consejería de Fomento para exigir a la Junta de Andalucía que acelere los plazos para regular la actividad de los vehículos de turismo con conductor (VTC) en la región, al considerar «excesivos» los 45 días en los que a mediados de febrero (expirará a comienzos de abril) se comprometió a presentarles un primer borrador con medidas para regular el servicio de los VTC que operan a través de Uber y Cabify. Pese al mensaje de unidad que el sector del taxi está transmitiendo en cuanto a sus reivindicaciones, las asociaciones sí que van por caminos diferentes a la hora de presionar a la Administración regional, como lo demuestra el hecho de que la concentración convocada por el Grupo de Movilización del Taxi de la Costa del Sol únicamente haya sido secundada por Élite Costa del Sol y Amat, y que en la protesta hayan participado apenas unos doscientos taxistas de entre los 2.733 que hay en la provincia

«Estamos todos unidos en las reivindicaciones, pero hay diferentes opiniones sobre el ritmo a seguir en materia de movilizaciones», ha argumentado el coordinador del Grupo de Movilización, Jesús Báez, quien ha avanzado que las acciones de protesta continuarán en las próximas semanas. «No estamos en contra de la competencia, pero sí en que mientras nosotros estamos hiperregulados en cuanto a horarios, calendario de trabajo, tarifas o movilidad geográfica las multinacionales aprovechen un vacío legal para intentar suplantar al taxi», ha apuntado el representante del sector, quien ha incidido en que « el eje del debate no debe ser la desregulación del taxi, sino la regulación de los VTC«.

En cuanto a los plazos dados por la Consejería de Fomento, los taxistas han mostrado su preocupación ante el hecho de que lo que les presentará la Junta a comienzos de abril será un primer borrador, sobre el que luego se abrirá un periodo de alegaciones y de negociaciones hasta plasmarlo en un documento definitivo. «Entre las campañas electorales nos podemos plantar en verano sin una regulación. Esperemos que esta demora no sea una maniobra para esperar a un posible cambio en la política nacional (las elecciones generales son el 28 de abril) y derogar el decreto aprobado por el Gobierno», ha advertido Báez durante esta concentración que también se ha organizado en Sevilla, Granada y Córdoba.

Desde el Ejecutivo regional justifican esta demora en la necesidad de contar con los pertinentes informes jurídicos que aporten seguridad a los pasos que se vayan a dar. Además, también se contemplan reuniones con el resto de agentes implicados en el conflicto, refiriéndose tanto las empresas de VTC tradicionales como las que prestan servicio a través de Uber y Cabify.

Ñito Salas

Las medidas que el taxi reclama a Fomento pasan por exigir que esa regulación de la actividad de los VTC potencie el concepto de precontratación, de forma que los servicios que presten estos vehículos se contraten con al menos una hora de antelación (aceptarían media hora, y que se les dé margen a los ayuntamientos para ampliarlo). Además, también reclaman la supresión de la geolocalización previa a la contratación que permite al cliente conocer la ubicación del vehículo, la prohibición de circular a la espera de la captación de viajeros y la obligatoriedad de regresar a su base a la finalización de cada carrera.