IU quiere que las murgas tengan su sitio por derecho en Canal Sur

Ramos, Zorrilla y De la Torre, en el carnaval del año pasado./
Ramos, Zorrilla y De la Torre, en el carnaval del año pasado.

Los ediles de IU aprovechan que el nuevo presidente de la Junta es malagueño para exigir que el carnaval de Málaga se retransmita

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

No niegan los ediles de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, que lo suyo es puro amor por el carnaval. De hecho, intentan, año tras año, currarse el disfraz para la ocasión con algún trasfondo político, y el del año pasado con Zorrilla, ataviado de jeque catarí, y Ramos, de Farola de Málaga, 'asediada' por el futuro hotel del puerto tuvieron buenas críticas. Ahora, aprovechando que los carnavales ya están aquí y que hay un malagueño presidiendo la Junta de Andalucía, el popular Juanma Moreno Bonilla, este próximo lunes empezarán a dar la murga para que los Carnavales de Málaga se retransmitan en Canal Sur.

Así el jeque catarí, perdón Eduardo Zorrilla, exigirá en la comisión de Movilidad que el Ayuntamiento de Málaga inste a la RTVA a emitir en directo en Canal Sur la Gran Final en el Teatro Cervantes del COAC de Málaga 2019. «El carnaval es la fiesta del pueblo por antonomasia y de la libertad de expresión, el concurso oficial ha llegado a tener cotas altísimas de calidad y todas las comparsas, coros, murgas y cuartetos se merecen que los disfruten toda Andalucía», explicaba Zorrilla, cuyo grupo municipal también pedirá que la EMT tenga más jornadas gratuitas, ciertas horas y ciertos días, para todos aquellos que vayan disfrazados en el Carnaval y así favorecer el realce de estas fiestas de invierno.

Mail del distrito de Campanillas con publicidad de la UCAM.
Mail del distrito de Campanillas con publicidad de la UCAM.

El concejal socialista Sergio Brenes abría ayer el mail que le llegaba de la junta de distrito de Campanillas, y «sorpresa», como él dice, se encontraba una publicidad (banner)de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), que le daba la bienvenida a la página web del Ayuntamiento a través de un enlace.

Como entiende el concejal socialista que el Ayuntamiento de Málaga es una institución pública y no debe utilizar su red informática para hacer publicidad de una entidad privada, se prestaba a preguntarle al alcalde Francisco de la Torre y al perfil del Ayuntamiento en Twitter a mediodía. Como veía que no surtía efecto, y que con eso de las redes tanto el Ayuntamiento de Málaga como De la Torre hacían mutis por el foro, pues registraba una batería de preguntas al alcalde por el llamado artículo 16. Primero, Brenes se extraña que la UCAMdé la bienvenida a la web municipal, y pregunta por qué ocurre esto, qué tipo de ingresos percibe el Ayuntamiento de Málaga por difundir el logotipo de esta universidad, en qué partida presupuestaria se recogen esos ingresos, si esta publicidad está avalada por algún acuerdo y si se publicitan otras empresas privadas. Pues sólo queda por ver qué dice el alcalde. Raro desde luego es.

¿Un concejal para viceconsejero?

Los dimes y diretes con el nuevo Gobierno andaluz de cambio son interminables. Han tocado en la puerta de este, del otro y de aquel. Así están todo el día los ediles con el runrún de los fichajes, que como sean todos los que se comentan parece que la lista del PP a las municipales de 2015 va a correr tantísimo, que pudiera ser que incluso el número 19 ó 20 entrase en el equipo de gobierno del Ayuntamiento para tres meses, como quien dice tres días. El rumor más insistente, que nadie confirma, porque obviamente el interesado querrá jugar sus cartas, es que a uno de los concejales bien posicionados y cercanos al presidente del partido en Málaga, de la Diputación y concejal del Ayuntamiento (todavía), Elías Bendodo, podría haber sido llamado o invitado a ocupar una viceconsejería. Y dicho esto, se supone que el interesado podría estar contento, pero según cuentan, y no sólo de un partido, los «viceconsejeros son los 'mueve papeles' del consejero», «acaban casi de jefe de gabinete sin ninguna proyección», «bueno, dependerá de la consejería, ¿no?». Y en esas estamos, a ver si el rumor es certero, y el que sea acepta. El puesto, dicen, no es un caramelo.