Los promotores de Torre del Río consideran «asumibles» pisos a 3,5 millones de euros para sus clientes

Recreación del proyecto de Torre del Río, junto a los suelos de La Térmica. /SUR
Recreación del proyecto de Torre del Río, junto a los suelos de La Térmica. / SUR

Metrovacesa y Sierra Blanca confían en obtener en otoño la licencia de obras para la primera torre, de la que ya tienen reservadas el 30% de las viviendas

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

«El mejor proyecto residencial de toda la historia de Málaga». Así definen los promotores del sector de Torre del Río, un sector ubicado en la fachada litoral oeste de la capital, entre los suelos de La Térmica y las naves situadas junto a la Diputación Provincial, la operación urbanística que van a desarrollar en los próximos años y que prevén iniciar este mes con los trabajos de urbanización de la parcela. En un encuentro con medios de comunicación, responsables de Metrovacesa y Sierra Blanca Estates han vaticinado que el tramo final del paseo marítimo de Antonio Banderas «va a ser la milla de oro de Málaga» y se han mostrado confiados en que van a contar con una cartera suficiente de clientes para responder a un producto residencial de lujo como el que han concebido.

Prueba del nivel del que parten es que algunas de las 69 viviendas de la primera torre que levantarán (en total serán tres torres de entre 21 y 22 plantas) se anuncian ya por 3,5 millones de euros, como informó este periódico (ver SUR 4/5/2019). Para sus promotores estos precios resultan «asumibles» para la cartera de compradores que barajan, entre los que quieren contar con empresarios dispuestos a establecerse en esta zona de la capital con vistas a la playa de la Misericordia. «No tenemos la menor duda de que el proyecto se venderá, no son precios disparatados», ha señalado José Ignacio Carrión, delegado territorial de Metrovacesa.

Esta primera torre, la más oriental de las tres que se levantarán en el sector, ya está siendo tramitada ante la Gerencia Municipal de Urbanismo y sus promotores confían en obtener la licencia de obras para el próximo otoño. Según han apuntado desde Metrovacesa, el 30% de sus pisos ya está reservado pese a que todavía no ha comenzado la campaña de promoción de ventas. Miguel Fajardo, gerente de la promoción, ha explicado que estos primeros clientes son en su mayoría empresarios malagueños, aunque también hay algunos compradores extranjeros escandinavos. No obstante, pese a las preguntas realizadas por este periódico, no ha aclarado si entre los pisos reservados hay alguno de los que se anuncian por 3.453.000 euros, un precio en el que no está incluido el IVA ni la plaza de garaje y el trastero. Eso sí, se trata de un piso de 287 metros cuadrados, con terraza de 84 metros cuadrados, cuatro dormitorios y cuatro cuartos de baño, situado en la planta 19 de la primera torre que se levantará en la zona.

Responsables de Metrovacesa y Sierra Blanca Estates, en la presentación del proyecto.
Responsables de Metrovacesa y Sierra Blanca Estates, en la presentación del proyecto. / Salvador Salas

Según ha avanzado Fajardo, habrá pisos más caros incluso que este que todavía no han salido a la venta, pero ha asegurado que su precio es acorde con las prestaciones que va a tener esta promoción. Cada torre contará con piscinas exteriores y climatizadas, spa, gimnasio, guardería, sala de cine y despachos para los empresarios y profesionales que residan en ella. Además, la primera torre ofrecerá 1.492 metros cuadrados de oficinas repartidos en dos espacios diferenciados, un local comercial en planta baja de 450 metros cuadrados y 184 plazas de aparcamiento en sótano.

La siguiente torre en realizarse, en el centro de las tres, será desarrollada por Sierra Blanca Estates, una promotora local que acumula más de treinta años de trayectoria en el mercado residencial de lujo de la Costa del Sol. Su responsable, Pedro Rodríguez, ha subrayado que el proyecto de estas tres torres, bautizado como Picasso Towers, «va a ser regenerador de toda esta zona de Málaga». «Es una apuesta definitiva por la modernización de la ciudad, algo muy positivo para la imagen de Málaga que va a ser precursor de proyectos de esta categoría», ha remarcado, al tiempo que ha insistido en que los precios estipulados para esta promoción (en el caso de la primera torre rondan de media el millón de euros) son «asumibles para muchísimas gente».

La comercialización de la primera torre, proyectada al igual que las otras dos por el estudio del arquitecto madrileño Carlos Lamela, se suma a la que ya estaba en marcha para el edificio Halia, que se levantará en una segunda línea de construcción con diseño del estudio malagueño de HCP, dirigido por los arquitectos Javier Higuera y Alejandro Pérez. En este caso, se trata de 99 viviendas, pendientes de licencia de obras, distribuidas en planta baja más siete cuyos precios oscilan entre 673.000 y 329.000 euros, sin IVA.

En total, el proyecto albergará 324 viviendas, un hotel, un colegio, un centro deportivo y zonas verdes. Supone una inversión total de 225 millones de euros y prevé generar unos 1.500 puestos de trabajo entre directos e indirectos. La intención de sus promotores es que la tercera de las tres torres quede finalizada para el año 2023.