Policías del dispositivo de seguridad del festival salvan a un hombre que sufrió un infarto en el centro

Imagen de archivo de la Policía Local en el centro de Málaga. /SUR
Imagen de archivo de la Policía Local en el centro de Málaga. / SUR

Tras 25 minutos de masaje cardiorespiratorio, los agentes tuvieron que emplear un desfibrilador portátil y una cánula de Guedel para abrir las vías respiratorias de la víctima

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Festival de Cine aumenta la población del centro de Málaga, además de la actividad en las calles. Por ello, como cada año, los distintos cuerpos despliegan un dispositivo especial de seguridad para garantizar que todo siga su curso. En uno de los puestos, un equipo de la Policía Local recibió un aviso de que miembros del Cuerpo Nacional de Policía estaban atendiendo a un hombre que aparentaba estar sufriendo un infarto en la Plaza Uncibay, el pasado viernes, primer día del certamen. Los agentes se sumaron a la actuación de inmediato llevando un desfibrilador portátil.

Cuando llegaron, los agentes del CNP estaban realizando una maniobra de reanimación cardiopulmonar, pero tras 25 largos minutos de masaje la víctima no terminaba de salir de la parada. Los policías municipales activaron de inmediato el desfibrilador y aplicaron dos descargas que consiguieron estabilizar al hombre, según fuentes consultadas por este periódico. Además, los efectivos emplearon una cánula de Guedel (conocida también como tubo de Mayo) para abrir las vías respiratorias y facilitar la recuperación del afectado.

Durante la actuación llegaron más efectivos de la Policía Nacional que patrullaban la zona, además de una enfermera del Colegio de Enfermeros de Madrid, que participó en las labores de primeros auxilios tras identificarse ante los agentes. A los pocos minutos se presentó la ambulancia del 061 que terminó de atender y estabilizar al hombre para trasladarlo a dependencias hospitalarias en las que fue ingresado con vida. La víctima estaba en Málaga de vacaciones junto a su familia.