La plataforma ciudadana: «Vamos a seguir luchando por el auditorio»

El Auditorio de Málaga está proyectado en la explanada portuaria de San Andrés./SUR
El Auditorio de Málaga está proyectado en la explanada portuaria de San Andrés. / SUR

El sector reitera la necesidad de un equipamiento escénico de primer nivel ante la negativa del ministerio a retomar ahora el proyecto

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

La escena musical malagueña no se ha arrugado ante la primera negativa del Gobierno central a retomar el proyecto para la construcción del Auditorio de Málaga. SUR adelantaba ayer los argumentos del Ejecutivo central, que defendía: «Dada la situación presupuestaria actual es complicado que el Ministerio de Cultura y Deporte pueda realizar inversiones en proyectos nuevos y tan de calado como la construcción de un nuevo auditorio en la ciudad de Málaga. La ciudad es para el Ministerio una ciudad de referencia en política cultural y la reciente inversión de 40 millones en el Museo de Málaga es un ejemplo de su compromiso en este sentido». Eso sí, el ministerio no cierra la puerta a reactivar la iniciativa en el futuro.

«Para nosotros era algo previsible, sobre todo desde un ministerio que forma parte de un gobierno que no sabe el tiempo que va a estar ejerciendo esa labor, si va a estar mañana o si va a llegar a navidades. En ese sentido creo que han tenido una respuesta muy formal, recordando que en este momento no pueden entrar en proyectos que tengan largo recorrido, como es este», reflexiona uno de los impulsores de la plataforma ciudadana 'Por el Auditorio de la Música de Málaga', Carlos de Mesa.

«Vamos a seguir trabajando para conseguir el auditorio. Este proyecto tiene un recorrido largo y difícil, pero mantenemos intacto el entusiasmo», remata De Mesa sobre una iniciativa que cuenta con un proyecto definitivo aprobado por el Ministerio de Cultura y que quedó aparcada a mediados de 2013 como consecuencia de la crisis económica.

La respuesta del ministerio adelantada ayer por SUR ha sido una espoleta para la escena musical malagueña, que mantiene con firmeza la reivindicación. «Hay que mantener el impulso para no dejar escapar la ocasión. Nunca mejor que ahora», sostiene el barítono Carlos Álvarez.

«El auditorio es una necesidad para la cultura y la expresividad de todos los artistas de nuestra ciudad, por lo que todos músicos, cantantes, bailarines, actores… y apasionados de todas estas disciplinas culturales debemos unir, más que hasta ahora, nuestra energía y fuerza para que este gran proyecto no decaiga y logremos lo que nos merecemos, que para eso Málaga es tierra de grandes artistas con gran nivel y reconocimiento internacional. Es ahora o nunca», apostilla la cantante lírica Claudia Teruel.

El presidente de la Academia de Bellas Artes de San Telmo y miembro de la plataforma ciudadana a favor del auditorio, José Manuel Cabra de Luna, también tira de entusiasmo: «A la plataforma le toca hacer pedagogía y convencer a la sociedad y a los poderes públicos de que el auditorio es tarea de todos y que si colaboran todas las Administraciones la inversión es completamente asumible. ¡Estamos empezando, ánimo!».

«Tiene un retorno de la inversión a muy corto plazo, quiere decir que tiene unos criterios económicos de rentabilidad más que garantizados», aporta el presidente de la Fundación Málaga, Juan Cobalea. Por su parte, el director artístico de Promúsica, Javier Claudio, brinda: «Yo no voy a debatir sobre su rentabilidad, pero si sobre su necesidad: la cultura no se mide en rentabilidad porque sus beneficios son difícilmente mensurables. Con nuestras orquestas del Proyecto Promúsica hemos visitado ciudades con auditorio y hemos apreciado la diferencia que existe y que pone en valor a la música y a los músicos».

«La llama ya está encendida y ningún jarro de agua fría podrá apagarla, ahora más que nunca los malagueños son conscientes de la importancia cultural y turística que el auditorio tendrá sobre el nombre de nuestra ciudad», reivindica la directora de orquesta María del Mar Muñoz.

Desde el otro lado del charco, el guitarrista malagueño Pepe Romero, mantiene el tono reivindicativo: «Todas las cosas que son de importancia vital para mejorar el bienestar y traer belleza y alivio se encuentran con muchos que se dedican a poner obstáculos. Seguiremos luchando».

La expresidenta de la Asociación de Amigos de la Orquesta Filarmónica de Málaga, Pilar González, apostilla: «Tenemos que seguir insistiendo. Era previsible que no saliera a la primera. Pero no desfallezcamos». En la misma línea se manifiesta la directora del Centro de Estudios Artísticos Triarte, Rosario Hidalgo: «La ciudadanía malagueña tiene que ser oída de una manera más clara, pues el futuro está muy nublado y seguiremos trabajando para que nuestras voces llegue con más fuerza, nitidez y sean atendidas en un futuro más cercano. Mientras haya ilusión, hay esperanza».

Interés y confianza

«Complicado no es sinónimo de imposible. Una inversión económica que en breve sería compensada, una actividad cultural que hace crecer a la ciudad y a atrae a más turismo, un espacio que enriquece en todos los sentidos. Sólo es imposible aquello en lo que no se coloca el interés. Soltemos el freno», aboga la directora de orquesta Silvia Olivero en la misa senda reivindicativa.

Y convencido se muestra el director del Coro de la Universidad de Málaga y de Málaga Camerata, Santiago Otero: «El Auditorio será una realidad, Málaga, punta de lanza de la cultura, lo necesita y entre todos lo conseguiremos».

También desde el ámbito político hubo ayer reacciones. «Es inaceptable y totalmente inapropiado», defendió el diputado de Cultura, Víctor González, que añadió: «El Gobierno de la nación tiene la obligación de apostar por el auditorio como van a hacer otras administraciones, como van a hacer el Ayuntamiento de Málaga y la Diputación».

«Hay que mantener el impulso para no dejar escapar la ocasión» Carlos Álvarez. Barítono

«No es un objetivo fácil. Habrá que dedicar mucho trabajo constante. Vamos por la buena senda» Carlos de Mesa. Plataforma Por el Auditorio

«Debemos unir nuestra energía y fuerza para que este gran proyecto no decaiga» Claudia Teruel. Cantante lírica

«Si colaboran todas las administraciones, la inversión es asumible» José Manuel Cabra de Luna. San Telmo

«El proyecto tiene unos criterios económicos de rentabilidad más que garantizados» Juan Cobalea. Fundación Málaga

«La cultura no se mide en rentabilidad porque sus beneficios son difícilmente mensurables» Javier Claudio. Promúsica

«La llama ya está encendida y ningún jarro de agua fría podrá apagarla» María del Mar Muñoz. Directora de orquesta

«Todas las cosas de importancia vital (...) se encuentran con muchos que se dedican a poner obstáculos» Pepe Romero. Guitarrista

«Tenemos que seguir insistiendo. Era previsible que no saliera a la primera» Pilar González. Asoc. Amigos OFM

«Seguiremos trabajando para que nuestras voces lleguen con más fuerza, nitidez y sean atendidas» Rosario Hidalgo. Triarte

«Complicado no es sinónimo de imposible. (...) Sólo es imposible aquello en lo que no se coloca el interés» Silvia Olivero. Directora de orquesta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos