Pacientes anticoagulados mejoran su autocuidado en el Hospital Clínico Virgen de la Victoria de Málaga

Profesionales que atienden a los pacientes. /SUR
Profesionales que atienden a los pacientes. / SUR

Se forma a los enfermos para que logren una mayor autonomía y no dependan tanto del hospital y los centros de salud

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Pacientes anticoagulados han conseguido mejorar el conocimiento de esta terapia y la capacidad para gestionar su autocuidado en el Hospital Clínico, a través de la consulta de enfermería de anticoagulación oral con la que cuenta desde hace cuatro años el área asistencial de hematología y hemoterapia de este centro hospitalario, donde cada día reciben asistencia personalizada los pacientes que se encuentran incluidos en este tipo de tratamiento, que son cada vez más frecuente y en personas más jóvenes.

Asimismo, y a través de esta consulta –que atiende actualmente a un total de 1.200 enfermos, de los cuales unos 300 son de nueva incorporación cada año– se lleva a cabo una selección por perfiles y necesidades para que por el manejo de las nuevas tecnologías puedan recibir una formación teórico-práctica más específica, mediante sesiones especializadas de grupos reducidos en la Escuela de Pacientes para Anticoagulación Oral, en la que participan ya más de 80 usuarios. En este sentido, y con la colaboración de la Asociación de Pacientes Anticoagulados de Málaga (APAM), los profesionales que integran este área llevan a cabo un programa completo de actividades formativas destinadas a promover el autocuidado y dotar de una mayor autonomía en los pacientes anticoagulados.

Esas actividades, conocidas como cursos de autocontrol, son realizadas por los profesionales de enfermería de la consulta, Adolfo Romero y Gema Parrado, bajo la supervisión del coordinador de enfermería del área de hematología y hemoterapia del Hospital Clínico, Pablo Fernández Plaza, y se encuentran dirigidas a entrenar a los pacientes para que sean capaces de gestionar por sí mismos su tratamiento. De este modo, se ofrece esta opción a enfermos que, por su perfil, pueden beneficiarse de este tipo de iniciativas. La Asociación APAM también capta pacientes susceptibles de esta formación desde el hospital entre sus asociados.

El enfermero Adolfo Romero explica que «el autocontrol en anticoagulación oral se ha demostrado como una opción segura, eficaz y sobre todo cómoda para los pacientes, ya que les permite no depender de la asistencia a los controles en consulta o centros de salud, con lo que se incrementa su autonomía y capacitándolos para lograr un mejor manejo de la propia salud». Además, explica que, «se está trabajando en el diseño de un estudio que verifica esta mejora, que permite evaluar el nivel de conocimiento que los usuarios han adquirido.

Temas

Sas