La obra de la Alameda se topa con los restos del fuerte de San Lorenzo

Restos que han aparecido bajo la calzada central. /Ñito Salas
Restos que han aparecido bajo la calzada central. / Ñito Salas

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Las obras para reurbanizar la Alameda Principal se han topado con restos arqueológicos en las primeras excavaciones realizadas en la mitad sur de la calzada central, cuyo pavimento será renovado por completo y bajo la que se realizarán nuevos colectores para canalizar y separar las aguas pluviales de las residuales. Las zanjas se han practicado, entre otros puntos, en aquellos en los que está prevista la aparición de restos de lo que fue el castillo o fuerte de San Lorenzo, una construcción de la Edad Moderna que ordenó levantar el rey Carlos II para defender la ciudad de Málaga frente a los habituales ataques de los piratas ingleses y de la armada francesa, que desde Gibraltar tenían muy a mano la costa malagueña, desprovista de defensa.

Según la documentación contenida en el proyecto para remodelar la Alameda que acomete el Ayuntamiento, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, está previsto que las trazas de la fortaleza, que han condicionado la excavación del túnel del metro en el lateral norte, aparezcan a la altura de lo que hoy es la iglesia de Stella Maris y también junto a los últimos puestos de flores en el extremo oeste de la vía. En ambos puntos se han ejecutado desde la semana pasada zanjas, supervisadas por arqueólogos, y han aparecido los primeros restos del antiguo fuerte, según informó el concejal de Ordenación delTerritorio, Francisco Pomares, quien confió en que esto no suponga un retraso para las obras. «Es algo que estaba previsto. Lo que hacemos es localizar la cota a la que están para tener cuidado, pero esto no es la obra del metro», declaró Pomares.

Colectores

El proyecto de renovación de la Alameda prevé introducir bajo la calzada central y las laterales, que pasarán a ser de uso peatonal, una nueva red de ocho colectores de aguas residuales y seis de pluviales. Urbanismo pretende aprovechar el espacio de un colector que ya existe en el centro de la calzada central, y que presumiblemente cruza los muros del fuerte de San Lorenzo, para trazar las canalizaciones de nueva construcción. «Procuraremos utilizar el mismo espacio de ese antiguo colector para reemplazarlo por los nuevos», apuntó el edil.

Estas excavaciones están autorizadas y supervisadas por los técnicos de la delegación provincial de la Consejería de Cultura. Consultada respecto al tratamiento que se dará a los restos que aparezcan, la delegada de la consejería, Monsalud Bautista, explicó que dependerá de su «entidad y su estado de conservación». «Hay que esperar a que termine el sondeo y a la realización del informe», aclaró.

 

Fotos

Vídeos