Montero medita si opta a las primarias de Podemos a la Alcaldía de Málaga

Alberto Montero. /SUR
Alberto Montero. / SUR

En plena crisis por el 'caso Errejón' Podemos abre el proceso interno para elegir a sus candidatos en 14 localidades. Luis Arias, aspirante de los críticos en la capital. Málaga Ahora se integra en Municipalistas

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

En plena crisis interna a nivel nacional por al 'caso Errejón', que amenaza con fracturar Podemos, la formación morada ha abierto el proceso interno para elegir a sus candidatos a las Alcaldías en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. En el caso de la provincia, en esta primera fase se va a celebrar en un total de catorce municipios (Alhaurín de la Torre; Alhaurín el Grande; Arriate; Benalmádena; Cártama; Estepona; Fuengirola; Málaga; Mijas; Nerja; Rincón de la Victoria; Ronda; Torremolinos y Vélez-Málaga) en los que residen el 72,2% de los habitantes de la provincia. En el caso de la capital, las miradas están puestas en la decisión que tome su secretario general en la ciudad y diputado en el Congreso, Alberto Montero, quien apura las horas para despejar la incógnita sobre su futuro.

El profesor universitario malagueño, según reconoció a este periódico, está meditando su decisión, que tendrá que tomar en un clima de terremoto interno tras la alianza de Errejón con Manuela Carmena para concurrir juntos bajo una misma marca la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid y que ha provocado que la dirección nacional que encabeza Pablo Iglesias invite al que fuera uno de los fundadores de la formación morada a abandonar el partido y su escaño. Montero es un 'errejonista' y le une una gran amistad con el político madrileño.

El nombre de Alberto Montero siempre ha estado en las quinielas como posible aspirante a la Alcaldía de Málaga, máxime después de que hace unas semanas renunciara a presentarse a las primarias para elegir a los candidatos de Podemos al Congreso de los Diputados en las próximas elecciones generales, previstas, si no hay adelanto, para 2020. El malagueño ocupa un escaño en la Cámara Baja desde las elecciones de 2015, renovado, en la repetición de los comicios del año 2016.

Luis Arias.
Luis Arias. / SUR

A la espera de su decisión, que previsiblemente se conocerá hoy, sábado, porque es cuando termina el plazo para la presentación de las precandidaturas a las primarias, ya hay otros políticos que sí han dado el paso. Es el caso de Luis Arias, miembro del Consejo Ciudadano Municipal (la dirección local) de Podemos, que ya se ha inscrito como cabeza visible del sector crítico con la gestión de Montero al frente del partido en la capital y situado como un afín a la cúpula nacional de Podemos.

Cuando hoy concluya el plazo de presentación de precandidaturas, el lunes y el martes se subsanarán los errores; las solicitudes y concesiones de los avales se harán del 22 al 26 de enero y el 29 de este mes se publicarán las candidaturas definitivas. Las votaciones se desarrollarán entre el 1 y 5 de febrero; un día después, el 6 de febrero, se conocerán los resultados.

En esta primera fase, no está incluida la segunda ciudad en importancia de la provincia, Marbella, según explicó este viernes el coordinador provincial de Podemos, Alejandro Serrato, achacándolo a «cuestiones logísticas» y avanzó que se hará, junto con otras localidades donde la formación morada presentará candidaturas, en próximas fechas. Fuentes consultadas, añadieron que en Marbella, la aspirante morada a la Alcaldía será Victoria Mendiola, también afín a Íñigo Errejón.

En las elecciones municipales de 2015, Podemos no se presentó con sus siglas sino que apoyó marcas blancas (caso de Málaga Ahora en la capital, Ahora Rincón en Rincón de la Victoria o Costa del Sol Sí se Puede en varias ciudades de la franja litoral occidental, entre ellas Marbella). Por ello, las del 26 de mayo serán las primeras elecciones municipales donde Podemos se presente con sus símbolos, bien en solitario o en confluencia con otros partidos y organizaciones situados a la izquierda del PSOE. En caso de ir con otros partidos, se celebrarán otras primarias para definir el orden de la lista electoral.

Confluencias

Podemos lleva varios meses trabajando con IU para presentar una candidatura de confluencia en municipios de la provincia. En el caso de la capital y tras unos primeros pasos, esta alianza echa a andar con la celebración, hoy, de una asamblea ciudadana en La Térmica bajo el título de 'Juntas por Málaga' a la que además de los dos citados partidos confirmaron su asistencia Alternativa Republicana, Equo, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza e Iniciativa Andaluza como formaciones políticas, junto a otras organizaciones sociales y personas a título personal.

La gran ausente es Málaga Ahora (ha convocado para el próximo 24 de enero su propia asamblea de confluencia), lo que evidencia que los partidos situados más a la izquierda del PSOE volverán a concurrir por separado a los comicios locales en la capital. La organización que encabeza la portavoz en el Ayuntamiento de la ciudad, Ysabel Torralbo, sostiene que lo propuesto por Podemos e IUno es una verdadera confluencia ciudadana sino una coalición de partidos y por ello no se suman.

Donde sí se ha integrado Málaga Ahora es en Municipalistas, la plataforma confederal que impulsará candidaturas a las próximas elecciones locales, tanto en el mundo rural como urbano, e inspiradas en los principios del 15-M y que el próximo 23 de febrero celebrará en Bilbao su asamblea constituyente. Torralbo participó ayer en Madrid en la puesta de largo de este movimiento que aglutina a colectivos de ciudades y comarcas como Bilbao, Málaga, Córdoba, Pamplona, Burgos, Santander, Jerez, Avilés, Logroño, Alto Aragón, Salamanca, Puerto de Santa María o Reinosa.

Por lo que respecta a las confluencias en otros puntos de la provincia, fuentes consultadas apuntaron que en el caso de Marbella se presenta complicado. IU ya ha elegido en primarias a su candidato, el coordinador local Miguel Díaz, y Podemos lo hará en próximas fechas con Victoria Mendiola con muchas papeletas para ser la cabeza de cartel. En ambos partidos a nivel local están convencidos de que por separado podrían obtener mejores resultados (actualmente cada uno tiene dos concejales) que si concurren juntos.