Málaga volverá a tener una línea de pasajeros con Tánger 38 años después

Empresarios y autoridades de Málaga y Melilla, ayer durante la presentación de los nuevos servicios./SUR
Empresarios y autoridades de Málaga y Melilla, ayer durante la presentación de los nuevos servicios. / SUR

El ferry Dénia Ciutat Creativa hará un trayecto de ida hacia la ciudad marroquí los sábados y otro de regreso los domingos, con un tiempo de viaje de cinco horas

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El Puerto de Málaga capital volverá a tener este mes una línea marítima de pasajeros con Tánger. Lo hará 38 años después de que el último barco uniera ambas ciudades, en un contexto social y económico que no tiene nada que ver con el actual. La nueva compañía marítima Alborán, creada conjuntamente por Peregar y Baleària, anunció ayer, durante la presentación de sus nuevos servicios en Melilla, que va a cumplir la vieja aspiración de la Autoridad Portuaria de contar con una conexión directa entre las dos ciudades más importantes en esta parte del Mediterráneo.

El objetivo es arrancar las operaciones el próximo 28 de julio. El ferry Dénia Ciutat Creativa realizará un trayecto de ida hacia la urbe marroquí los sábados; y otro de regreso los domingos, con un tiempo de travesía de cinco horas, según explicó a SUR el presidente de Marítima Peregar, Joaquín Pérez-Muñoz. Se ofrecerán 360 plazas para pasajeros y hasta 300 coches en la bodega.

Los horarios de las salidas y las llegadas están pendientes de Aduanas y de la Policía

Aunque el tiempo de trayecto es sensiblemente mayor que desde Algeciras y Tarifa, tanto el empresario como el presidente del Puerto, Paulino Plata, coincidieron en destacar otras ventajas, tales como el hecho de viajar punto a punto, dado que Málaga es el destino preferido para muchos ciudadanos del norte de Marruecos, que acuden a la capital de la Costa del Sol a hacer compras o recibir servicios de todo tipo. A ello, se une el ahorro en tiempo de viaje por carretera y el pago de peajes; así como la posibilidad de evitar la saturación que viven puertos como el de Algeciras durante el verano.

El servicio está pensado sobre todo para pasajeros marroquíes de nivel adquisitivo alto, que vengan con su vehículo privado a pasar fechas determinadas en la Costa del Sol, o que residan en la provincia y quieran cruzar a su país de origen. De momento, Baleària ha hecho ya anuncios para iniciar las reservas de embarque en su página web y en redes sociales, que han tenido mucha aceptación por parte de los potenciales clientes.

En el plazo que resta hasta la fecha prevista para el primer viaje, la Autoridad Portuaria y las empresas implicadas tienen que cerrar los últimos flecos administrativos, sobre cuestiones técnicas referidas a la gestión de la Aduana y los recursos necesarios por parte de la Policía Nacional, para el control de pasaportes y la vigilancia de la inmigración. Precisamente, los horarios de salida y de regreso de la línea todavía no se han cerrado (se espera que la salida hacia Tánger sea por la mañana, y el regreso, por la tarde), a la espera de concretar estos aspectos. Entre ambas ciudades, la compañía Alborán ya opera un servicio diario de mercancías, a bordo del buque Festivo.

Casi desde su toma de posesión como presidente, en junio de 2013, Paulino Plata se fijó como reto conseguir una conexión marítima directa para pasajeros entre ambas ciudades. Hoy está más cerca de conseguirla. Hay que remontarse hasta mediados de 1980 para encontrar un servicio como este, aunque con un contexto social y económico en ambas orillas radicalmente diferente. Aquel intento estuvo liderado por Limadet Ferry, una empresa de capital español y marroquí, que puso en servicio el barco Ibn Batouta en 1966. Con anterioridad, en 1964, Trasmediterránea ya lo intentó con el Victoria, pero no tuvo éxito y la abandonó poco después.

Más conexiones con Melilla

Estas informaciones trascendieron ayer durante un encuentro en Melilla, donde los responsables de Baleària y de Marítima Peregar –agrupados en la compañía marítima Alborán– acudieron para presentar los nuevos servicios de pasaje y carga desde Málaga. Esta realiza siete conexiones semanales, una de las cuales es exclusiva para el transporte de mercancías.

El presidente de Baleària, Adolfo Utor; y el de Marítima Peregar, Joaquín Pérez-Muñoz, acudieron como anfitriones a bordo del ferry Dénia Ciutat Creativa, en un acto en el que participaron Juan José Imbroda, presidente de la Ciudad Autónoma; y los presidentes de la Autoridad Portuaria de Melilla, Miguel Marín; y Málaga, Paulino Plata.

De los servicios previstos, seis a la semana permiten el embarque de pasajeros, vehículos y carga, y uno es exclusivo para mercancías (los sábados desde Málaga y los domingos desde Melilla). Las salidas desde la península son a las 22.30 horas, excepto el sábado que sale a las 20.30; y los regresos desde la ciudad melillense a las 13.00 horas, excepto sábados y domingos.

Además, Alborán operará desde Málaga otros tráficos regulares con Ceuta, donde se han programado dos servicios semanales exclusivos de carga (los martes y jueves, con salidas a las 12.00 horas desde la capital costasoleña. La nueva sociedad opera con dos buques, el Festivo de Marítima Peregar, exclusivo de carga, y el ferry Dénia Ciutat Creativa, de pasaje y carga, de Baleària.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos