Maillo anima a Eduardo Zorrilla a ponerse «el traje de alcalde de Málaga y de sus barrios»

Maillo anima a Eduardo Zorrilla a ponerse «el traje de alcalde de Málaga y de sus barrios»
Germán Pozo

Adelante Málaga presenta a los diez primeros de la candidatura con la que la formación concurrirá en la capital a las municipales del 26 de mayo

AGUSTÍN PELÁEZ

«Sitúate y ponte el traje de alcalde de Málaga, de sus barrios y de las gentes que necesitan una administración cercana. Créete, interioriza tu capacidad para gobernar, porque la tienes, la tenéis todos los que formáis la candidatura». Con estas palabras el coordinador de Unidos Podemos y portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maillo, ha animado al nuevo proyecto de Adelante Málaga para proyectarse como un bloque alternativo en la capital a Francisco de la Torre, «al proyecto agotado que representa y que no da más de si». Maillo ha realizado estas declaraciones durante el acto de ratificación y presentación de los diez primeros candidatos que conforman la candidatura de Adelante Málaga, acto que ha tenido lugar en la Plaza de la Luz, en el entorno de un barrio de trabajadores y que ha congregado a más de 200 personas. Durante el acto se ha ratificado asimismo por los asistentes el manifiesto de Adelante Málaga, que se presenta como una oportunidad histórica para hacer de Málaga una ciudad mejor y poner al Ayuntamiento al servicio de la mayoría social, a la vez que para «construir entre todos y todas una Málaga más justa, sostenible y democrática».

Los diez primeros puestos de la candidatura de Adelante Málaga la conforman del uno al diez, Eduardo Zorrila, Paqui Macías, Nicolas Sguiglia, Remedios Ramos, Micaela Jiménez, José Antonio Carmona, Miguel Ruiz, Vanessa Cuberos, Ramón González y Encarnación González. El resto de la lista se dará a conocer en una o dos semanas.

Para Maillo, Adelante Málaga da un mensaje potente a toda Andalucía de unidad a los miles de personas que no se resignan a que la derecha siga hegemonizando esta ciudad. «Felicidades por este inicio que debe tener la meta de conquistar el gobierno municipal», ha manifestado Maillo, para quien el fin de la candidatura es «hacer un gobierno amigo del pueblo de Málaga, porque Francisco de la Torre ha demostrado que si tiene amigos es nada más que de una minoría de poderosos que se están haciendo ricos a costa de los recursos del Ayuntamiento».

Maillo ha insistido en que la pregunta que los vecinos deben hacerse es de si se construye una nueva etapa con lo mejor de la «Málaga obrera, roja, verde y violeta, para construir desde esa alianza una ciudad una ciudad y un Ayuntamiento que tenga como prioridad los barrios, no sólo el centro».

El dirigente de Unidos Podemos y Adelante Andalucía ha manifestado que la nueva formación que nace tiene un proyecto de ciudad y que con dicho proyecto van a ganar el 26 de mayo, aunque ha manifestado que para ello hacen falta dos ejes: la ilusión que da la construcción del nuevo espacio de ciudad y la confianza y la necesidad de establecer un vínculo emocional con la gente que necesita un referente fuerte que defienda sus intereses de clase. «Tenemos que hacer frente al autoritarismo que intenta invadir el espacio político», ha dicho Maillo.

Por su parte, Zorrilla ha manifestado que Málaga es una ciudad maravillosa, pero que aunque ha crecido, lo ha hecho de manera muy desigual. «Ocupa los primeros puestos en paro, pobreza y desigualdad. Se ha abandonado a los barrios y la inversión en equipamiento y servicios. Creemos que Málaga necesita un gobierno municipal comprometido con la gente y que tenga proyecto de ciudad y Adelante Málaga lo tiene. Nuestro proyecto sitúa a la gente en el centro de las prioridades de sus Ayuntamiento», ha declarado Zorrilla. 

El candidato ha asegurado que Adelante Málaga es la «única fuerza para acabar con 24 años de gobierno del PP. Somos la única fuerza a la izquierda del PSOE y la única que es capaz de evitar que se edite ese trifachito en la ciudad, que volvamos a la Málaga en blanco y negro. Somos la fuerza que puede conseguir un cambio para una Málaga mejor, para su gente y no a la medida de los especuladores».