Limasa retira 20 toneladas de basura de las playas tras la Noche de San Juan

Parte del operativo de limpieza/salvador salas
Parte del operativo de limpieza / salvador salas

Las playas recuperaron su imagen habitual a las 11 horas. El volumen de basura supone un 50% menos que en 2018, cuando fueron 40 toneladas

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

La cara B de La Noche de San Juan ya tiene cifras oficiales: El dispositivo puesto en marcha en la madrugada de hoy por Limasa ha retirado del litoral malagueño 20,2 toneladas de residuos. La cifra es considerablemente inferior, un 50% menos, a la registrada en 2018, cuando el peso total ascendió a 40 toneladas.

La empresa de limpieza Limasa ha dedicado al dispositivo que trabaja en las playas tras la celebración de la noche de San Juan un total de 218 operarios. El dispositivo de limpieza establecido también ha dispuesto de 68 vehículos (tractores, máquinas limpiaplayas, camiones cisterna, baldeadoras y recolectores).

Los trabajos de limpieza comenzaron desde las 05.00h de la madrugada del lunes con el objetivo de que las playas estuviesen en perfectas condiciones de uso por los bañistas en la mañana de este mismo lunes. Según ha informado la concejala de Servicios Operativos y Playas, Teresa Porras, los trabajos de limpieza para normalizar el estado de las playas tras la noche de San Juan han concluido esta mañana a las 11.00 horas.

Esta mañana

Porras también ha subrayado que no se ha registrado ninguna incidencia relativa a contenedores o papeleras quemadas. Asimismo, ha señalado que según trasladan desde Limasa la presencia de hogueras en la arena de playa ha sido muy escasa, siendo inexistente en algunas playas.

El Servicio de Parques y Jardines también ha dispuesto la noche de San Juan de varios equipos de trabajo que han intervenido en la limpieza de los oasis verdes del litoral, con el objetivo de que hayan recuperado su aspecto habitual lo antes posible.

Desde el Ayuntamiento recuerdan además que para garantizar el perfecto desarrollo de la festividad, se activó desde la tarde de domingo 23 a la madrugada del lunes el plan parcial de seguridad. Un total de 193 agentes de la Policía Local, un retén de bomberos 'in situ' y efectivos de Protección Civil han velado por el cumplimiento de la ordenanza, sin que se hayan registrado incidencias reseñables