El juez decano de Málaga, candidato a vocal del Consejo General del Poder Judicial

José María Páez es el decano de los jueces de la capital malagueña./Francis Silva
José María Páez es el decano de los jueces de la capital malagueña. / Francis Silva

José María Páez es uno de los 50 magistrados que optan a uno de los doce puestos cara al próximo mandato del organismo

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se encuentra en plena efervescencia. Un total de 50 jueces y magistrados optan a uno de los doce puestos de vocal de procedencia judicial para el próximo mandato del organismo, que dura cinco años. Entre ellos, destaca un nombre, el del aspirante malagueño José María Páez, que actualmente es el decano de los jueces de la capital costasoleña.

Con la lista de candidatos ya cerrada, el malagueño es una de las personas que optan a convertirse en vocal de la alta instancia judicial. «Afronto este proceso con mucha ilusión y con ganas de salir elegido para cambiar las cosas», asevera Páez.

Esto último es precisamente lo que viene reclamando desde hace tiempo: un cambio en la Administración de Justicia. De hecho, a lo largo del pasado curso judicial se le ha visto al frente de numerosas concentraciones de magistrados en las escalinatas de la Ciudad de la Justicia con el citado objetivo.

Los datos

Nacimiento
El magistrado José María Páez Martínez -Virel nació en Málaga en el año 1964.
Estudios
Estuvo en el Colegio Los Olivos y en el instituto Nuestra Señora de la Victoria. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Málaga (1987) e ingresó en la carrera judicial por oposición libre (1990).
Carrera
Tras pasar por diversos juzgados de instrucción y de primera instancia, así como por el de Vigilancia Penitenciaria número 3 de Cataluña, actualmente ejerce su tercer mandato como juez decano de Málaga. Entre otros cargos, como miembro de varias comisiones y grupos de trabajo del Consejo General del Poder Judicial, también participó en la Comisión Permanente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, del que es miembro de la Comisión Mixta.

Avalado por la Asociación Profesional de la Magistratura y con el apoyo de sus compañeros de Granada, Almería, Jaén y Málaga; ha presentado una memoria en la que recoge una serie de líneas de trabajo en la que incidirá si es elegido para el puesto al que opta. La primera de ellas va orientada a reforzar la independencia del poder judicial, como, por ejemplo, acabando con la designación de magistrados por parte de los parlamentos autonómicos, así como dotando de más trasparencia los nombramientos de los altos cargos judiciales, con la fijación de unos criterios objetivos basados en el mérito y capacidad, entre otros aspectos.

Otra de las líneas en las que se apoya su candidatura es la modernización de la Administración de Justicia, a la que insiste en que hay que dotar con más medios. «Existe una gran necesidad de nuevos jueces, por ejemplo, en Málaga vengo denunciando desde hace años que hacen falta una treintena más de magistrados. Este problema se repite a lo largo de todo el territorio nacional», apunta Páez. Al respecto, asegura que hay que incrementar el número de jueces, equiparándolo a la media europea, convocando al menos 250 plazas en cada uno de los próximos cuatro años.

Propuestas

Entre otros objetivos, el juez decano de Málaga insiste en que hay que modernizar los edificios judiciales, compatibilizar los distintos sistemas de gestión procesal existentes en todo el territorio nacional y dotar de medios materiales adecuados a los funcionarios públicos con competencias en la lucha contra la corrupción.

Páez destaca la importancia de mejorar las condiciones laborales de sus compañeros, que se han visto restringidas durante los últimos años. En este sentido, asevera que hay que convocar de forma inmediata la mesa prevista en la Ley de Retribuciones y reclamar las mejoras salariales que permitan recuperar los recortes de los últimos siete años, así como, entre otros aspectos, implantar de forma urgente unas cargas máximas de trabajo, con la participación de las asociaciones judiciales en la fijación de las mismas.

El juez es positivo. Insiste en que la situación de la Administración de Justicia tiene solución. «Hay luz al final de túnel y las cosas se pueden arreglar si se tiene interés», señala.

Páez insiste en que quiere llevar su experiencia de gestión en la Administración de Justicia al CGPJ, que es la más alta instancia en cuanto a la toma de medidas a nivel judicial. Esta posibilidad se presenta como «una oportunidad personal y laboral», en la que afirma que «está bien tener una voz andaluza en el consejo». Si sale elegido para el cargo, algo que espera que se dilucide antes de que acabe el año, solo tendrá que abandonar su puesto en Málaga si forma parte de la comisión permanente del CGPJ.

 

Fotos

Vídeos