Jesús Catalá: «La Catedral de Málaga no está terminada y se está deteriorando»

Juan Manuel Sánchez La Chica explica la exposición. / Foto: Migue Fernández | Vídeo: Pedro J. Quero

El obispo exige a la Junta que apruebe el plan director del templo porque la diócesis ha hecho «todos los deberes» que les «han pedido»

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Colgados de unos andamios de obra, todo un símbolo, el trascoro de la Catedral alberga desde hoy unos paneles que forman parte de una exposición en la que se detalla la evolución que ha tenido la construcción del templo y se destaca que se trata de una edificación que está inacabada y que debe finalizarse según los planos que dejaron dibujados sus arquitectos en el siglo XVIII. La muestra lleva por título 'La Catedral de Málaga, una sinfonía inacabada', un lema que, según se desveló ayer en su presentación, fue sugerido por el obispo, Jesús Catalá, quien desde que tomó las riendas de la diócesis hace una década ha puesto especial interés en hacer ver que los problemas que presenta el primer templo de la diócesis están causados por su estado inconcluso. «Es un edificio que no está terminado y que se está deteriorando», remarcó Catalá durante la presentación de esta muestra, elaborada por los arquitectos Juan Manuel Sánchez La Chica y Adolfo de la Torre Prieto.

«Cada vez que llueve es como los huesos que pierden masa ósea», insistió el prelado, quien remarcó que falta «un plan para salvar la Catedral». En ese sentido, destacó que una de sus prioridades ha sido elaborar un plan director para la basílica que fue presentado ante la Consejería de Cultura a finales de 2016. «Hemos dotado a la Catedral de un plan director que está en la mesa de la Junta y que tarda mucho en ser aprobado», afirmó, al tiempo que aseguró que la diócesis ha hecho «todos los deberes y todos los estudios que nos han pedido». «Sin plan director no se puede hacer nada, no se puede poner ni una teja», aclaró Catalá, quien confesó que autoridades y personas a título particular le han transmitido su apoyo a que «este proyecto hay que terminarlo al menos para que no dañe más la intemperie».

El obispo destacó que, con ese objetivo, ya se ha dado un primer paso que fue la construcción de un tramo de balaustrada que faltaba en la fachada principal, a raíz del proyecto para hacer visitables las cubiertas. «Hemos dado un paso y eso se puede ver», dijo. Asimismo, recordó que dentro de diez años, en 2028, se cumplirán 500 desde el inicio de la construcción de la actual Catedral. «Tenemos diez años, que son suficientes, para ultimar lo más urgente», declaró.

En ese sentido, para la diócesis resulta prioritaria la realización del tejado a dos aguas que dejó proyectado Ventura Rodríguez y que, según los técnicos del Cabildo, es la solución definitiva al problema de filtraciones que aún padece el monumento pese al recubrimiento de sus cúpulas que promovió la Junta hace una década.

En los paneles de la exposición, al igual que en el plan director presentado ante la Junta, se hace constar que no llegaron a construirse, entre otros elementos, la sacristía mayor del templo y la torre sur. Jesús Catalá volvió a mostrar ayer su rechazo a que se conozca a la Catedral con el apodo de 'La Manquita'. «Espero que desterremos de una vez lo de 'La Manquita' y hablemos de una sinfonía inacabada, salvemos la Catedral», concluyó.

«Heridas abiertas»

En el acto, en el que también se presentó un libro con el mismo título de la exposición, intervino el deán de la Catedral, Antonio Aguilera, quien resaltó que, si la muestra está montada sobre andamios, es porque «cuando hay andamios se está en obras, pues vamos adelante». Por su parte el arquitecto Juan Manuel Sánchez La Chica argumentó que la paralización de las obras de la Catedral en el siglo XVIII «ha dejado heridas abiertas que hacen peligrar el futuro de la basílica». Acudieron a la presentación como invitados, entre otros, el alcalde, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo. Según fuentes consultadas, también estaba invitada la delegada provincial de Cultura, Monsalud Bautista, quien excusó su asistencia.

La exposición, cuya visita será gratuita para los malagueños, puede contemplarse en el trascoro de la Catedral hasta el 28 de febrero próximo, de 10 a 18 horas.

Más información