Los gritos de auxilio de una niña de 4 años destapan un caso de malos tratos entre sus padres en Palma-Palmilla

Los gritos de auxilio de una niña de 4 años destapan un caso de malos tratos entre sus padres en Palma-Palmilla

El marido fue detenido y la mujer quedó en libertad para hacerse cargo de la menor, aunque también se le investiga por un delito de lesiones

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Entre los golpes y el escándalo de lo que parecía ser una pelea se escuchaban los gritos de lo que parecía ser una niña pequeña pidiendo auxilio asomada a la ventana. Es lo que escuchó un vecino de Palma Palmilla, que decidió llamar a emergencias. Cuando la Policía Local se personó en el domicilio descubrieron que se trataba de un caso de malos tratos entre el padre y la madre de la menor, que tenía cuatro años y estaba presenciando la agresión mutua.

La llamada se registró a las 00:35 horas de la madrugada del pasado viernes al sábado. El resultado de la intervención policial fue la detención del marido por un delito de violencia de género y una investigación abierta contra la mujer, a la que se le atribuye un presunto penal similar, aunque permaneció en libertad para quedarse a cargo de la niña ante la imposibilidad de que nadie más se hiciera cargo de ella, según ha informado este miércoles la Policía Local en un comunicado. El hombre, sería puesto en libertad el lunes.

Cuando la dotación de policías locales llegó al lugar de los hechos, los agentes se encontraron en el rellano de la vivienda al marido, que presentaba lesiones físicas como arañazos y un hematoma en el rostro. El hombre manifestó a los agentes que había tenido una discusión con su pareja y ella le había agredido a él, según ha indicado la Policía.

Uno de los agentes se quedó en el exterior del domicilio mientras que su compañera accedió al interior, donde se encontraba la mujer, que llorando le describió que había sido agredida y que atacó a su pareja para defenderse. La mujer presentaba arañazos en una mano.

Según pudieron averiguar los policías, el matrimonio había protagonizado riñas y sucesos similares con anterioridad y de forma frecuente, aunque nunca habían alcanzado la gravedad de este último.