Golpe histórico con 6.000 kilos de cocaína intervenidos en Málaga, el segundo mayor alijo en Europa

La droga estaba oculta en un cargamento de plátanos. / SUR

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han interceptado la droga dentro de una nave del polígono Santa Teresa, oculta entre un cargamento de plátanos

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Calle Valle Niza, en el polígono industrial Santa Teresa, en Málaga capital. Siete de la mañana. Una legión de agentes de paisano entra en una nave de la que empieza a desfilar una decena de detenidos. Después, un silencio largo. «De repente, se han empezado a escuchar aplausos y gritos de 'ole' y 'viva'», describe uno de los muchos empleados que se toparon ayer con el despliegue policial al tratar de incorporarse a su trabajo. El júbilo de los policías tenía una buena razón: acababan de interceptar el mayor alijo de cocaína –al menos, en tierra firme– en la historia de Málaga y el segundo en España y Europa.

La incautación, que supone una cifra récord (la droga habría tenido un valor en el mercado superior a los 360 millones de euros), ha sido fruto de una investigación conjunta en la que han trabajado al alimón agentes de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco)-Costa del Sol y el Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (Greco) de la Policía Nacional, y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

El despliegue policial, según testigos, fue impresionante. Había una veintena de coches camuflados de ambos cuerpos, tres furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP, antiguos antidisturbios) y radiopatrullas de Seguridad Ciudadana, que mantuvieron la calle cortada –no dejaron pasar ni a los empleados de las naves cercanas– mientras sus compañeros trabajaban dentro del almacén en el pesaje y el primer análisis de la mercancía, que fue positivo.

La droga estaba oculta en un cargamento de plátanos / SUR

La cocaína estaba camuflada entre un cargamento de plátanos escondido en una vieja nave dividida en dos estancias, separadas a su vez por una puerta; una de ellas la venía usando un hombre como almacén, mientras que la otra, después de varios años cerrada y sin actividad, había sido alquilada hace aproximadamente una semana. En esa parte, ahora arrendada por los detenidos, los agentes encontraron un camión frigorífico, furgonetas y un monovolumen Chrysler Voyager.

Un solo precedente

La nave está ubicada en una parte del polígono con poco movimiento, sobre todo al caer la noche. Aunque los camioneros no suelen parar en esa zona a pernoctar, la operación policial de ayer sorprendió en la puerta a un transportista que se había parado justo allí a descansar y al que la policía tuvo que echar para desarrollar la redada. En un año marcado por la escalada de violencia en el crimen organizado, las Fuerzas de Seguridad del Estado han multiplicado exponencialmente el número de operaciones y las cifras de incautaciones de droga, que a estas alturas ya superan con creces las del año pasado en la provincia, y eso sin contar el alijo intervenido ayer en la capital.

Los más de 6.000 kilos de cocaína decomisados en Málaga solo tienen un precedente en las hemerotecas, al menos en cuanto a intervenciones de alijos en tierra firme. Fue el pasado mes de abril, cuando la Policía Nacional y la Agencia Tributaria interceptaron en Algeciras un contenedor con 8.740 kilos de cocaína que, como ayer, iban ocultos entre un cargamento de plátanos procedentes de Colombia que llegaron en el buque 'Lucie Schulte'.

En aquella ocasión, tras la aprehensión de la droga en el puerto de Algeciras, se solicitó a la Fiscalía Especial Antidroga autorización para la entrega controlada del contenedor para identificar a los responsables del alijo. Dicha entrega condujo a los investigadores hasta una nave de un polígono industrial de Málaga, donde se arrestó a tres personas relacionadas con la empresa importadora. Otros dos investigados habían huido a Francia, donde fueron detenidos por la policía francesa. El último arresto durante la fase de explotación de aquella operación fue el de un guardia civil en Algeciras.

Tras las detenciones, organizaciones como Los Ángeles Malagueños de la Noche se encargarán de los plátanos que se encuentren en buen estado.

El almacén está en el polígono Santa Teresa.
El almacén está en el polígono Santa Teresa. / Migue Fernández