La Fiscalía investigará una denuncia del Satse sobre la aplicación de una terapia en la UCI del Regional

Fachada del Hospital Regional. /SUR
Fachada del Hospital Regional. / SUR

El Sindicato de Enfermería dice que se actuó de forma «temeraria» y el hospital asegura que se cumplieron todos los requisitos

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha anunciado este jueves que la Fiscalía de Málaga le ha informado de que va a incoar diligencias preprocesales tras una denuncia hecha por el citado sindicato por la aplicación de una nueva terapia en pacientes adultos en la UCI del Hospital Regional (antiguo Carlos Haya). La Fiscalía estudiará si los hechos denunciados fuesen constitutivos de una infracción penal. El Satse, en el escrito enviado a la Fiscalía, aseguraba que la dirección del hospital había tenido «una actitud temeraria e irresponsable» al implantar la terapia conocida como ECMO.

El Satse, en una nota difundida este jueves, ha indicado que el pasado 31 de mayo se hizo por primera vez en la UCI del Regional un nuevo procedimiento terapéutico denominado asistencia ventricular con membrana de oxigenación extracorpórea (ECMO), «un procedimiento inédito en adultos en nuestro hospital, muy complejo, con un elevado riesgo de mortalidad y que requiere que la plantilla de enfermería tenga una amplia formación específica y continua de dicha terapia, tal y como recomienda la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias», se afirma en la nota.

El Sindicato de Enfermería ha precisado que el estatuto de los trabajadores determina claramente que la formación debe ser facilitada por el SAS. En ese sentido, ha criticado «la falta de planificación» en la aplicación de la terapia ECMO y ha reclamado «una formación teórica y práctica imprescindible para responsabilizarse de estos cuidados tan vitales, complejos y específicos, donde cualquier error en el manejo de la máquina puede provocar la muerte inmediata del paciente».

Por su parte, fuentes oficiales del Hospital Regional han respondido que la plantilla de la UCI está cualificada para atender a un paciente mediante sistema de oxigenación de membrana extracorpórea (ECMO), una técnica que se emplea para mantener con vida a enfermos en situación crítica. Las fuentes ha subrayado que el 31 de mayo tuvo que emplearse dicha técnica «dada la gravedad del caso y cumpliendo la paciente los requisitos para su indicación, de hecho, la aplicación de la ECMO resultó un éxito». Dada la gravedad de la enferma se estableció un refuerzo durante todo el fin de semana tanto de personal de enfermería especialista (perfusionistas de la unidad de cardiología y cirugía cardiovascular) como de facultativos de medicina intensiva adicionales a los que habitualmente cubren las guardias médicas, han dicho las fuentes, han asegurado las fuentes.

Y han añadido: «No es cierto que la paciente haya estado desasistida, todo lo contrario, ha estado al cuidado de la enfermería de la unidad, con refuerzos extra, y de profesionales con conocimiento en ECMO, además de por tres profesionales perfusionistas expertos en esta técnica, que se han turnado para la atención constante de la paciente». Asimismo, además de los facultativos de guardia, durante el fin de semana, se reforzó el cuidado con tres más, han agregado. Por todo esto, «la dirección del centro quiere destacar la profesionalidad de todo el personal sanitario, que en condiciones muy complicadas ha realizado una labor intachable», apostillan las fuentes oficiales.