Empresas tecnológicas advierten de que no habrá suficientes graduados en la UMA para cubrir la demanda

El consejero de Economía y presdiente del PTA, Rogelio Velasco, antes de su intervención en el foro. /Ñito Salas
El consejero de Economía y presdiente del PTA, Rogelio Velasco, antes de su intervención en el foro. / Ñito Salas

Reclaman una formación más enfocada a las necesidades del sector y que la experiencia privada se valore más en los departamentos universitarios

FRANCISCO JIMÉNEZ y IGNACIO LILLOMálaga

«¿Ofrece la Universidad de Málaga suficientes titulados para asumir las necesidades de las empresas? Esta es la pregunta que durante el foro sobre empresas internacionales en el PTA organizado por SUR lanzaba la directiva de Accenture, Dolores Villatoro, para alertar de la previsible falta de personal procedente de la institución académica malagueña a la que se enfrentan las firmas tecnológicas. «Al ritmo que vamos, dentro de unos años no habrá personas formadas para todas las empresas. De la Universidad de Málaga necesitamos que la gente salga con la formación en tecnología en la que trabajamos y no necesariamente con un grado, sino con asignaturas», advierte Villatoro. En la misma línea, el director de Relaciones Institucionales de Dekra, Francisco Núñez, advierte de que aunque a día de hoy el 70% de su plantilla en Málaga proviene de la UMA, «las expectativas y demanda de titulados ahora mismo es insuficiente».

Para darle la vuelta a este problema a futuro, además de apostar por la creación de másteres más enfocados a lo que requieren las empresas también propone combatir la reducción de vocaciones desde la base «haciendo cantera en los colegios». Bajo esta misma premisa, Héctor Montes, directivo de Tupl, también recomienda pensar a medio y largo plazo «yendo a la raíz, a los niños, para que se inicien en la tecnología, descubran cosas y que vean cómo las ideas se plasman en prototipos, y que en la sociedad esto se valore frente a otros roles más del pelotazo».

El alto nivel de inglés que se exige sigue siendo un obstáculo para incorporar personal

En este sentido, el consejero delegado de Premo, Ezequiel Navarro, ha abogado por potenciar un sistema educativo más versátil en el que se enseñe a resolver problemas. «Las tecnologías que vienen no están maduras y no sabemos cuáles van a triunfar, así que no podemos enseñar sobre algo que no sabemos, pero sí a afrontar cuestiones complejas sin ninguna fórmula; es decir, a tener motivación para decir 'no sé lo que viene, pero me lo voy a comer'», ha apuntado el responsable de esta multinacional, quien también ha puesto el acento en la necesidad de promover una mayor permeabilidad entre los investigadores universitarios y el sector privado para aprovechar sus conocimientos.

Investigación práctica

«Conectar la UMA a los retos reales del mercado es fundamental. Tenemos investigaciones realizadas aquí que luego se la han llevado otros centros de investigación de fuera para hacer patentes, y eso es un lujo que Málaga no se puede permitir», expone Navarro, quien lamenta que en la Universidad no siempre haya gente «dispuesta a adaptarse a esos retos». «Intentamos fichar a grandes talentos y no se vienen porque prefieren seguir con sus becas de investigación porque no es un mérito trabajar años en un proyecto empresarial. En EE UU vuelven a la cátedra más reconocidos, pero aquí si eres bueno y te vas pierdes el sitio».

Capítulo aparte merecen los idiomas, que sigue siendo un obstáculo para muchos titulados. «Nos gustaría trabajar mucho más con la Universidad de Málaga para encontrar talento, pero pedimos un nivel muy alto de inglés y aunque aunque la gente sale muy preparada en conocimiento supone un handicap para muchos», advierte la responsable de ventas de Oracle, Sofía Schneider.